· 

HEAD HUNTERS

Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener...

¿Qué hace un head hunter? Los head hunters desarrollamos procesos de búsqueda directa. Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas, aquellas que una búsqueda convencional no puede cubrir. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado, levantamos las estructuras de las empresas de la competencia de nuestros clientes y atraemos a las personas idóneas para cada posición en función de las circunstancias. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que nuestros clientes SIEMPRE nos piden, unas competencias que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener.

 

 

Proactividad, comunicación empática, liderazgo y gestión de equipos, visión estratégica y orientación al cambio son las competencias fundamentales para desarrollar con éxito una función ejecutiva

1.    PROACTIVIDAD

 

La proactividad es la capacidad para hacer que las cosas sucedan. Las personas proactivas se conocen a sí mismas y toman sus propias decisiones analizando y sopesando las posibles consecuencias, con responshabilidad (habilidad para elegir una respuesta). Toman las riendas de su vida, y de sus decisiones.

 

Son personas que no centran sus energías en aquellas situaciones sobre las que no pueden influir como un taco, el tiempo, o la comida con su suegra el domingo (círculo de preocupación) sino en aquellas sobre las que sí pueden hacer algo, expandiendo entonces su circulo de influencia progresivamente.

 

 

Utilizan un lenguaje proactivo, por lo que nunca les oíras decir: “Aquí las cosas siempre se han hecho así” o “No podemos hacer nada”, “No he llegado a tiempo porque mis compañeros son muy lentos”, la responsabilidad de sus acciones y decisiones nunca está en agentes externos. 

2.    COMUNICACIÓN

 

El mejor comunicador es aquel que sabe escuchar, y escuchar, es un arte. Los gerentes con buena capacidad de comunicación siempre tienen la puerta abierta al equipo, se muestran abordables y se esmeran en escuchar, son personas que conocen el pulso de su área u organización. Dejan de lado el email, el móvil y cualquier distracción, y se centran en la persona que tienen delante. Con los cinco sentidos.

 

Para escuchar efectivamente, debemos dejar de lado nuestra manera de interpretar la realidad, nuestras ideas preconcebidas, y escuchar desde el punto de vista del otro, entenderle poniéndonos en su lugar, con empatía. Todo comunica, la imagen, el tono de voz, los gestos, la mirada, la expresión… observamos el tipo de discurso, si el candidato responde con fluidez y es capaz de adaptar sus respuestas a lo que se le pregunta. Si mira a los ojos, hace preguntas, etc.

3.    LIDERAZGO Y GESTIÓN DE EQUIPOS.

 

El liderazgo implica dirigir los esfuerzos de un grupo de personas hacia una meta común y hacer posible que trabajen como un equipo. En general, el liderazgo es la capacidad de lograr que las cosas sean realizadas a través de otras personas. Un líder consigue alinear al equipo con sus objetivos y metas. La jefatura te la otorga la posición pero, el liderazgo, te lo tiene que dar el equipo…hay que ganárselo. 

 

Para liderar un equipo es fundamental saber gestionarlo, y, para ello, un líder debe ser capaz de ponerse en el lugar de su equipo y orientar su discurso en función del tipo de interlocutor que tiene delante. ¿Cómo? Con empatía.

4.     VISIÓN ESTRATÉGICA Y ORIENTACIÓN AL CAMBIO.

La estrategia es como un mapa de carreteras. Sólo es útil si uno sabe dónde está y dónde quiere ir. La actitud y los conocimientos son importantes, pero si tenemos el mapa equivocado llegaremos muy motivados y sabios a un lugar equivocado…

Requiere la capacidad de prever y visualizar oportunidades y metas futuras y establecer los pasos necesarios para alcanzarlas. Toda la organización debe conocer la estrategia y un buen líder será capaz de alinear al equipo en esa dirección. La comunicación interna es fundamental para alinear e involucrar al equipo.

 

Para tener visión estratégica es necesario conocer el mercado, otros mercados, a la competencia, estar informado y tener “luces largas” para hacer conexiones. 

En definitiva, no buscamos superhéroes, buscamos personas con ganas de aprender, con interés para desarrollarse, con la humildad necesaria para rodearse de un equipo mejor que ellos y con la capacidad para escucharlo, liderarlo y entenderlo. Personas apasionadas que tengan claras sus metas y luchen por alcanzarlas.

 

Busca tu sitio y tu objetivo en base a tus expectativas y valores y, cuando lo encuentres, te será fácil ser esa persona. 

Escribir comentario

Comentarios: 0