BUSCADORES DE HISTORIAS

Una amiga me dijo hace poco que yo era una buscadora de historias, y tenía razón, por eso, siempre me ha chiflado la selección. Con cada entrevista aprendes cosas nuevas; conoces sectores, empresas, lugares,  experiencias, errores y aciertos, historias vitales y, sobre todo, conoces personas únicas

 

Cuando terminé la carrera de Derecho en 2001 mi padre, que era Director de RRHH, me dijo "haz lo que quieras pero hija, no trabajes en RRHH, que es muy duro y tú muy sensiblona" pero por el azar de los que tenemos una flor en el culo, caí en una consultora de RRHH y descubrí que a mí, lo que me gusta de verdad, es conocer gente.  

 

Prorrateando y a ojímetro a una media de diez entrevistas por semana, 52 semanas al año en 15 años he tenido la suerte de poder conocer ¡unas 7.800 historias de todo tipo! De todas ellas quiero compartir con vosotros algunas de mis anécdotas preferidas, seguidas de alguna recomendación fruto de la experiencia: 

 

·       ¡Manos arriba!: Recuerdo a un ingeniero que entrevisté para un puesto comercial... cuando le fui a dar la mano me dijo “quita quita, que la tengo toa sudá... 

 

La decisión de una entrevista la tomas en los diez primeros segundos… no hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión, así que es básico sonreir, mirar a los ojos, ser natural y dar un buen apretón de manos. Ni muy fuerte (no al apretón Terminator) ni muy suave (no a la mano como un pez muerto).

Debe ser firme, corto (no soy tu novia, no me des la mano como si estuviéramos en el cine) y seguro.  

  • “Pero sigo siendo el reeeey”: de mi etapa en selección de perfiles informáticos llega... el rey del switch, un administrador de sistemas que se autodenominaba así en su CV y, por si no te quedaba claro, añadía su foto en un trono con corona y cetro incluidas...también en esta línea me llegó el CV de Paolo, recepcionista para la oficina de Bilbao, cuyo CV constaba de una foto con pose seductora y torso desnudo casi a tamaño natural... Gracias, Paolo.

 

El CV es tu carta de presentación profesional, debe llamar la atención de una persona que recibe unos 200 por día. En una página, limpio, ordenado, que el entrevistador se pueda hacer una idea en un primer vistazo. Destaca lo que te interese potenciar en función de a dónde lo envías, hazte una foto que transmita una imagen profesional y con fondo blanco...no vas a una fiesta de disfraces ni a ligar a Pacha. 

  • Mi novia, Vanessa: Otro CV para el recuerdo fue el de un chico recién licenciado cuyos hobbies llenaban media página: "…me encanta pasear, coleccionar peces de colores, leer un buen libro, las películas de terror, (...) pero lo que más me gusta de todo esto es hacerlo en compañía de mi novia; Vanessa”.

  

Si, está muy bien poner tus aficiones, dicen mucho de alguien y pueden marcar un valor diferencial, pero piensa qué pueden aportar a una organización y cómo ponerlas en valor en la entrevista. Por ej. "Juego al baloncesto, esto me ha permitido conocer la importancia de trabajar en equipo, ser constante, esforzarme y darlo todo por los compañeros y pienso que debe tener valor para una organización como la suya".

 

·       “Como la Meg Ryan”: Mi preferido de todos, el terremoto de Badajoz, un chaval recién licenciado humilde, listo como el hambre y genuino que venía con un traje de su padre que le quedaba gigante y quien a la pregunta si pudieras cambiar algún aspecto tuyo, ¿Qué cambiarías? Contestó “pues mire usted, la verdad es q no cambiaría nada, y no porque no tenga defectos, que los tengo, y muchos, si quiere a continuación se los enumero, sino porque creo que debe pasar como con esas mujeres que son bellísimas, comoooo, ¡cómo la Meg Ryan!, que a lo mejor tenía una nariz grande y se la cambió por una perfecta...pero el conjunto ya no era lo mismo. Seguro que con la personalidad pasa algo parecido…(huelga decir que le contraté ipso facto y, efectivamente, era un fuera de serie).

 

Cada uno de nosotros tiene algo que le hace único. Pocas veces nos paramos a mirarnos desde fuera…el autoconocimiento es la base del desarrollo de cualquier habilidad, conócete a ti mismo y busca tu seña de identidad, aquello que te hace diferente a los demás, y ¡ponlo en valor!.

  • El secreto de su éxito: un abogado me comentó que tenía mucho éxito en todo aquello que emprendía, cuando le pedí un ejemplo me dijo muy seguro "por ejemplo, por ejemplooo…¡con las mujeres!". Este mismo chico me contó que conocía a varias abogadas del despacho... cuando pregunté a las “damnificadas” me dijeron que si le fichaba se verían obligadas a huir de la firma...

 

Una buena entrevista debe ser distendida y un candidato que sonríe siempre te gusta más que un candidato con cara de puerro…como dice Emilio Duró “a nadie le gusta trabajar con un cenizo” pero cuidado con pasarse, el entrevistador no es tu amigo... y no estás de copas. Si das referencias cuida que sean de personas que vayan a hablar bien de ti y ¡no huyan despavoridas al oír tu nombre!

 

Gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestras historias, experiencias, objetivos e ilusiones. Con muchos de vosotros he tenido la suerte de poder compartir algo más que una entrevista y ser compañeros de trabajo o, incluso, amigos. Con otros sigo en contacto a través de LinkedIn y me asomo a vuestras historias en la distancia. Espero poder seguir conociendo miles de historias, y quedarme con un trocito de cada una porque, cada una de ellas, me completa un poco más. 


Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Angela Sanchez (lunes, 23 octubre 2017 12:39)

    Hola Blanca,

    Discrepo con tu comentario en el que afirmas que "La decisión de una entrevista la tomas en los diez primeros segundos… no hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión," Aunque me parece humano juzgar por las primeras reacciones, como profesional del RRHH intento luchar contra mis propias preconcepciones y mantener la mente abierta durante toda la entrevista y tomar la decisión sólo cuando tengo todos los datos. Muchas veces la entrevista confirma esa primera sensación pero muchas otras he cambiado de opinión.

  • #2

    Blanca (lunes, 23 octubre 2017 13:39)

    Hola, Ángela! Mil gracias por tu comentario. Intento reforzar el mensaje tal vez de una forma algo exagerada, sin embargo pienso que la primera impresión hay que cuidarla al máximo porque es irrefutable que levantar una mala primera impresión es mucho mas difícil que generar una buena de inicio. Y no se trata de prejuicios, se trata de lo que comunicamos y lo que transmitimos. A los juniors de la Firma donde trabajaba siempre les recomendaba ir a las reuniones con papel y boli, aunque no apuntasen nada, ya que transmitirían una imagen mucho mas profesional (interés, organización, etc). El primer contacto marca el inicio de nuestra percepción del candidato. Aunque muchas veces durante la entrevista puedes cambiar de opinión lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones si tu sensación inicial no ha sido positiva lo normal es que no varíe mucho. En cualquier caso, sin duda hay que cuidarlo.

  • #3

    Daniel (domingo, 26 noviembre 2017 00:34)

    Se puede escribir mal, regular, bien, extraordinario y después como escribes tú Blanca. Felicidades por tu blog, por todas las experiencias que transmites y por esa fuerza arrolladora. Admirable.

  • #4

    Unpuntodevista (domingo, 26 noviembre 2017 00:45)

    Muchas gracias, Daniel. ¡Es súper motivador leer mensajes como el tuyo!. Un abrazo, Blanca