SÚPERGELATINA VS LOS CUERPOS DE ACERO

Tras 9 meses de embarazo, 5 de lactancia, una recomendación del pediatra “coma mucho dulce para la lactancia” y una visita a España (hay que comer mucho de esto que no lo hay en Chile) unidos a la amenaza de una madre esperando mi llegada acelgas en mano con cara de “que pena…como se ha puesto” mi cuerpoescombro, acompañado por unos diez kilos de mas, decidió encaminarse a regañadientes al gimnasio…

Ha sido una no muy agradable sorpresa el descubrir que, independientemente de la clase a la que asista, siempre hay una cosa en común…yo soy la peor alumna con diferencia, lo cual se agrava si tenemos en cuenta que la media de edad debe rondar los 50.

 

De un lado esas amazonas enfundadas en conjuntadas Y apretadas prendas deportivas de marca, de edad indefinida con sus cuerpos de acero y sus caras de plástico, que no sudan, levantan las piernas como si fueran plumas y consiguen realizar movimientos contra la lógica, la física e, incluso, la imaginación… De otro lado el cuerpoescombro (es decir, yo misma con mi organismo), cuya masa muscular (más masa que muscular) se mueve en todas direcciones sin orden ni concierto, bajo una camiseta XXL de propaganda y unas zapatillas del año del carolo (siempre entoné el "no al chandal"), sudando como un pollo y con pelos de loca (si, aunque cada tres descompasados movimientos vuelvo a recogerme el pelo, instantáneamente vuelve a parecer que se me ha enredado un gato en la cabellera…).

 

De un lado las amazonas mirándose a ese acusador y maligno espejo gigante, encantadas de conocerse, pidiendo a la torturadora profesional a gritos diez minutos mas de clase. De otro lado el cuerpoescombro, mirando a través del espejo como en los libros aquellos de 3D, pa no verse, congestionada y disimulando en una esquina suplicando que termine ya tamaña tortura deportiva. ¿Por qué seré incapaz de distinguir entre derecha e izquierda?.

 

He de confesar que estoy desarrollando miles de tácticas para ahorrarme alguna flexión, sentadilla, abdominal o similar, eso si…en Yoga el OMNNNN me sale genial, ahí soy la mejor de la clase, siempre tuve voz de cantante de soul (o de conductor de camión, según se vea).

 

En cualquier caso al menos he superado la también poco exitosa incursión en el gimnasio de mi amiga Vivi (llamémosla Vivi para guardar su anonimato y mantener su amistad): Vivi si se compró un conjunto deportivo incluyendo unas zapas nike a la última para su primer día en aerobic. Se encaminó con paso decidido a su primera clase pensando "¡Yes, you can!"porque si, ella iba a ser una de las amazonas. Cuando empezó la clase siguió el ritmo con cierto decoro "un paso a la derecha, un paso a la izquierda, dos pasos adelante, salto hacia atrás". Entonces, un extraño olor empezó a inundar el aula. Vivi pensó "Buff, que olor, es horroroso..." y comenzó a mirar a su alrededor en busca de culpables. Cual no sería su sorpresa al descubrir unas acusadoras pisadas de caca de perro en las que se leía perfectamente la marca "Nike" dirigiéndose hacia ella...Vivi se encaminó discretamente hacia la salida y...nunca más volvió.  

 

Y es que, señoras y señores, el ecosistema del gimnasio no se hizo para mí, que vengo de una estirpe de orgullosos golitrones, que recuerdo los olores y los sabores de mi infancia, mi programa favorito es Masterchef y me casé con un gran cocinillas. Siempre pensé que correr es de cobardes, que el gimnasio es un soberano suplicio (y un aburrimiento), que la comida orgánica es una cursilada y que la pizza no engorda si has tenido un mal día (no sería justo).

Pero aquí estoy, en mi nuevo ser Chileno, yendo cada mañana al gimnasio para ver si, como por arte de magia, me convierto en Elle McPherson o, al menos, en Bridget Jones. Ya os lo contaré… 

Escribir comentario

Comentarios: 13
  • #1

    Sandra Rodríguez-Miñon (lunes, 24 abril 2017 20:12)

    Blancaaaaaa, escribes tan bien te visualizaba perfectamente!! Animo con el gym, yes you can!!!

  • #2

    Ana (lunes, 24 abril 2017 20:41)

    Me parto !!! Medalla de oro de los post publicados�

  • #3

    Pelayo (lunes, 24 abril 2017 20:45)

    En fin, mal de muchos...la culpa es del hemisferio sur. Es un hecho científico que los europeos aparentan más kgs en esas latitudes por causa de la gravedad

  • #4

    Mayte (lunes, 24 abril 2017 20:50)

    Jajajaja lo peor es q es todo verdad!! Se te ha olvidado comentar que eres de esas que prepara el resopon antes de salir���Vendras con dos kilos menos y arrasaras en santander este verano! Ventajas de tener esa cara tan guapa!!!

  • #5

    Andrea (lunes, 24 abril 2017 21:52)

    No tengo palabras para describir la risa al leer la historia de Vivi...gracias x este rato ajjajaja eres lo más

  • #6

    cristina (lunes, 24 abril 2017 22:26)

    Jajaja, y te faltó añadir que las Amazonas llevan sus melenas al viento. Yo antes que nada coleta, pero aquí hay que presumir antes, será que no les suda la cabeza?

  • #7

    Polilla (lunes, 24 abril 2017 22:36)

    Ay como queremos a Vivi...seguro que iba monisima pero en fin....

  • #8

    Andrea (lunes, 24 abril 2017 22:48)

    Muy bueno Blanca!! Yo también estoy en la tortura del gym para bajar los kilos del embarazo y es un auténtico suplicio... jajaja

  • #9

    Vivi (lunes, 24 abril 2017 23:02)

    Jajajajaja. Muy bueno! Real como la vida misma.

  • #10

    Agata (martes, 25 abril 2017 04:23)

    Yo también te doy el 10'en este post. Que pena no ir al mismo, lo que nos íbamos a reír!!!! Quiero conocer a Vivi ya!!!!

  • #11

    La gordi (martes, 25 abril 2017 12:48)

    No te preocupes, ponte a mi lado en la toalla y lucirás linda jeje (ayer cascó la correa de la bici estática, pero no del uso, sino del abandono en la terraza. Es el destino, vuelvo a fbk)

  • #12

    Amelia (martes, 25 abril 2017 22:00)

    Ánimo Brol, espera a que tu monitor en el gym sea el amigo de tu hijo. Entonces me cuentas! Yo, a pesar de todo me siento genial cuando acabo una clase de spinning, rodeada de flacas!

  • #13

    Cuquette (miércoles, 26 abril 2017 00:02)

    Ciertamente nunca te he visto en chandal y mira que te conozco hace años! Me ha encantado el post! Sigue haciéndonos reír así!