CÓMO VIVIR EN EL EXTRANJERO Y NO MORIR EN EL INTENTO

Hemos cumplido un año desde que aterrizamos en Chile y puedo afirmar, y afirmo, que lo fundamental para sobrevivir al ataque de nervios es rodearte de una gran familia adoptiva que te haga sentir en casa. ¿Suerte? La suerte es de los que se lanzan a por ella…

Cuando llegué a Chile hace un año con mi marido, mis dos churumbeles y el germen del tercero conmigo misma y con mi organismo, no conocía a nadie, ni de oídas. Ni siquiera había oído hablar nunca de este país. Era una auténtica analfabeta chilense.

 

Lo primero que hice, no os digo más, fue buscar el capítulo de "Españoles por el mundo" en el que salía Chile, y pensé…no pinta mal. Así que nos lanzamos de cabeza a esta aventura y hemos tenido mucha suerte (a base de buscarla).

 

Y porque poco hay peor que estar colgada, sola, sin curro y con dos hijos y un bombo en un país desconocido os dejo mis cinco consejos para “encontrar la suerte” y formar tu familia de emigrante

 

 1.PREGUNTAR PREGUNTAR Y PREGUNTAR

 

Cuando decidimos (en un lapso de tiempo en torno al segundo) que aceptábamos la oferta Chilena comencé una prospección social de lo mas intensa. Dí el pre aviso en mi empresa (Cuatrecasas) y a medida que me iba despidiendo a todos les preguntaba “¿Conoces a alguien en Chile?

Así conseguí ponerme en contacto con varias personas (Ana, Isadora y María)  que me ayudaron mucho en mi aterrizaje (En estas circunstancias ¡quedar con alguien a tomar un café o una llamada de alguien que ha vivido allí es de gran ayuda!). 

La primera semana en Chile quedamos c on todas ellas y algunas se ha convertido en grandes amigas.

 

       2. “EL EFECTO LAPA”

 

Tras un vuelo de 14 horas llegamos a nuestro nuevo edificio y, en el mismísimo portal me encontré a Ana Castro “¡Hola! Eres Española verdad? ¿llegáis ahora de España? Yo vivo en el 11 toma mi teléfono para lo que necesites” dijo ella. Huelga decir que me hice un tatuaje con su número, y lo he utilizado MUCHO.

 

Nada más llegar a nuestra nueva casa divisé a unos niños en clase de natación en el piscina, con sus correspondientes madres, así que bajé corriendo y apunté a Sol a natación “señora, solo quedan 3 clases” "no importa, yo la apunto". En cuatro días compartiendo piscina con mis vecinas conseguí una invitación a un cumpleaños ¡Premio! Primer plan chileno. También gracias a una conversación de piscina me apunté a un cóctel en un centro comercial con Bea y sus amigas (ahora también las mías).

 

Moraleja: Decir que si a cualquier plan, aunque te de corte, aunque no conozcas a nadie, aunque tu marido te mire con cara rara porque, tras tres días en Chile, le abandonas para irte con unas desconocidas pintada como una puerta.

 

A esta técnica de gran ayuda la he bautizado “el efecto lapa” lo he estado ensayando intensivamente, consiste en pegar la manga hasta que te integras. 

 

3. ORGANIZAR MUCHOS PLANES

 

Para estrechar lazos con recientes conocidos todos, y digo TODOS, los fines de semana organizamos una cenita o sarao en casa.

Mis años de experiencia en selección me sirvieron para hacerme con un marido "masterchef" que se prepara unas cenas de llorar de la emoción y eso, señores y señoras, une mucho al personal. Ceviche de gambas, patatas con costillas, arroz con pato y setas, barbacoas o asados son siempre un as bajo la manga.

 

 

            4. APUNTARSE A ALGO

 

     De camino al famoso cóctel conocí a Marta Sotillo, una loca del coaching, que me convenció para apuntarme a un curso de tres meses en el que ademas de estar muy entretenida durante mi aterrizaje chileno conocí a un montón de gente estupenda además de conocer mejor el país.

 

   Una madre Española del cole me decía que cuando llegó se apuntó a un gimnasio para socializar pero que no la hablaba ni el de la puerta…los chilenos no son el pueblo mas extrovertido pero tal vez el gimnasio se preste menos a conocer gente

 

5. EL COLE

 

La verdad es que los niños te abren un mundo de posibilidades para conocer gente. Nuestros inicios escolares no fueron muy afortunados porque llegamos a Chile en febrero, en pleno inicio de curso (el curso académico chileno es de marzo a diciembre) y no había plazas en ninguna parte (no hay cupo, no hay cupo, hasta soñaba con el cupo) al final entré en un cole que encontramos dando un paseo (colegio militar) y les convencí de que cogieran a Sol porque, "además de un dechado de virtudes, era como la reencarnación de la Teniente O´Neill", lamentablemente un cole militar se presta menos que el gym a conocer gente salvo que lleves uniforme de camuflaje...

Una vez reconocido el terreno, la cambiamos a un cole internacional que parece  sensación de vivir 90210 20 años después, gente encantadora, acostumbrada a cambiar de país u adaptarse a todo tipo de ecosistema, y en cinco días he conocido a 38.000 personas y compartido conversación, inquietudes, grupo de what´s up, desayuno y hasta banco.

Si viviera la vida desde un vaso medio vacío también os podría contar que estuve 9 meses yendo a la compra en taxis/uber con un niño en cada brazo y 20 bolsas colgadas de todas mis extremidades, que llegamos a un departamento amueblado cuyos muebles venían directos de la casa mas lúgubre de Transilvania, que con un bombo considerable, y sin coche, iba a por Sol al cole todos los días andando (2 km), que no pude estar en cumpleaños, despedidas de soltera, bodas, funerales y muchos momentos importantes con amigos y familia y que tengo un bebé al que la mayor parte de mi familia no conocerá hasta junio (con 8 meses), pero, la verdad, sin ninguna duda, es que la auténtica suerte es ver y vivir la vida desde un vaso medio lleno.


Escribir comentario

Comentarios: 8
  • #1

    Marta (martes, 07 marzo 2017 21:27)

    Happy birthday chileno Blanca! Desde hace un añito en Sgo hay más risas, más ironía cuando no sarcasmo, más poesia, más canciones, más blogs q relatan la vida misma y más coaching!!!Ahora te toca hacer el avanzado....Un privilegio tenerte aquí, sigue escribiendo q nos encanta seguirte , leerte y nos sentimos muy reflejadas .

  • #2

    Mayte (martes, 07 marzo 2017 21:31)

    De vaso medio lleno nada monada!!! Vaso rebosante!!! Fenomeno, adoramos a tu nueva pandilla pero la vieja se planta alli en Noviembre a marcar un poquito de territorio �

  • #3

    Agata (martes, 07 marzo 2017 22:17)

    ¡Que gran entrada!!! Como siempre certera en todo!!!! Yo me quedo con la última frase:" siempre vivir la vida desde el vaso medio lleno".
    ¡Me acuerdo de ese primer cumpleaños, imposible olvidarme!!!

  • #4

    Bea (miércoles, 08 marzo 2017 01:06)

    Blanch eres insuperable, buena adquisición chilensi!!! Sigue escribiendo que me encanta ... ya te echo de menos , que te veo que no bajas de la montaña ...

  • #5

    Pelayo (miércoles, 08 marzo 2017 08:29)

    Voy a practicar más el efecto lapa con las compus del trabajo. Espero que Pilar sea comprensiva

  • #6

    Raquel (jueves, 09 marzo 2017 23:39)

    Hola!!! casi casi que me veo igual pero sin hijos y no he tenido tanto contacto con la gente , y bueno los chilenos como dices no son nada extrovertidos jiji , en octubre hice un año en Chile.
    Me surge una pregunta ¿tuviste a tu tercer hijo en Chile?¿si es así que sabemos de los hospitales para dar a luz ?
    Muchas gracias por tu aporte :-)
    Saludos

  • #7

    César (viernes, 10 marzo 2017 09:51)

    Gracias por escribir, es muy bonito tener noticias de vosotros.

  • #8

    M.I (jueves, 31 agosto 2017 08:20)

    Enhorabuena por tu optimismo.Yo llevo año y medio en Alemania y no consigo ver el vaso medio lleno.Y mira que lo intento...pero no tengo hijos porque no puedo (y los niños te abren puertas) y el idioma es una gran barrera.No dejo de pensar en mi trabajo (tengo una excedencia) en mis sobrinas queridas (no las puedo echar más de menos),resto de familia y amigos,el mar....Enfin.Que te felicito y te leo a partir de ahora.