El CORDÓN UMBILICAL DEL EMIGRANTE

Hay lazos que se van aflojando hasta soltarse y otros que, sin embargo, se hacen más fuertes cuando vives fuera. Lazos con personas y lazos, también, con cosas, con rincones y con sensaciones. Pero lo que sin duda se hace más fuerte, casi irrompible, es, más que un lazo, el cordón umbilical con tu país. No te das cuenta de lo increíble que es hasta que lo observas desde fuera con una lágrima made in Spain asomando por los ojos…

 

Cuando vives en el extranjero, lejos de tu país, de de tu casa, de tu familia, amigos y del queso manchego, echas de menos cosas que nunca imaginaste…mi marido, por ejemplo, sueña con unos buenos mejillones en escabeche, de los de la lata redonda, y yo echo de menos salir de trabajar y cruzar el paseo de la Castellana de noche y el primer trago de una caña muy fría y bien tirada bajo el increíble cielo de Madrid, con unas tapitas y mis amigos llorando de la risa con acento Español y en voz muy alta.

 

Y es más fácil estar lejos hoy en día. Las redes sociales acortan las distancias y puedes estar sin estar, como Gran Hermano. Y llegará el día en que te puedan pasar una caña por skype o darte un abrazo por Facebook, no me cabe duda, pero, hasta que llegue ese momento: 

 

¿Qué es lo que más echamos de menos los Españoles en el exilio (al margen de familia y amigos)? He preguntado a 100 españoles que viven en Chile. Esto es lo que me han dicho: 

  1. ¡LOS BARES! Son los claros ganadores de este ranking, por goleada…El 80% lo que más echamos de menos son los bares, con todos sus complementos, salir a tomar una caña con los amigos, el bullicio, las terracitas, el tener un bar en cada esquina donde tomarte una caña o una café. Las barras de los bares, y, en definitiva la vida en torno a ellos (“no hay como el calor del amor en un bar”…):
  • Marta echa de menos "las cañas después del curro en baretos con el suelo lleno de servilletas y cáscaras de gambas… y los chiringos playeros"
  • Jorge, mi vecino, que se ríe con todos los músculos del cuerpo, echa de menos salir a la calle y tener un bar en cada esquina donde tomar una caña, o un café, en la barra. Y echa de menos la gente, porque “en España, siempre hay gente en la calle" y Ana, mi salvavidas, echa de menos "simplemente España".
  • Maria Jesús “Quedar con los amigos en un bar, tomar unos vinos o unas cañas y que cualquiera hable contigo o te sonría porque si".
  •  Francisco Javier “Los bares donde desayunas, almuerzas, cenas, tomas un café con una tostada, una caña con aceitunas…ese punto de encuentro".
  • Patricia, que salvó con sus Lollipopshoes los pies, en constante crecimiento, de mis hijos, sueña con una copa en vaso de balón con mucho hielo y bien preparada. 

2. EL “AMBIENTE” en todas sus formas. El olor, el cielo, el aire, las calles, las carreteras, los pueblos y, sobre todo, la forma de vida y el carácter, todo eso que te hace ser español y que no aprecias hasta que no está a tu alrededor. A las personas: 

  • Bea, el mayor movimiento sísmico de Chile, que con sus diseños Beba Luna viste a Chilenas y Españolas con su toque personal, echa de menos el ambiente, la naturalidad de la gente, y, como no, el estilo…

 

  • Daniel y Agata “¡Las carreteras! Y el ambiente, la calle, la animación de la vida en España”.
  • Miguel y Susana echan de menos “Callejear por Madrid, o por cualquier ciudad” “salir a andar, sólo por pasear, sin tener que ir a ningún sitio”.
  • Casi todos echamos de menos la vida en las calles y la alegría de vivir. Gema “el humor y las conversaciones divertidas” Maria José “hablar y hablar” y Ana “La alegría, el positivismo; la actitud ante la vida”.
  • Jose Ramón el olor, porque "España huele distinto..."

3. LA COMIDA, en todo su esplendor y en todas sus formas: Comidas, productos, el súper, las tapas, los restaurantes…porque, como decía Ludwig Feuerbach, “somos lo que comemos”:

  • María, que me ha llenado el salón de color con sus increíbles alfombras y cojines www.alfombrasetnicas.com “echo de menos las latas de pimientos y la variedad de quesos a un precio asequible” (En Chile son prohibitivos).
  • Jose Ramón las panaderías, los donuts y los cuernos de chocolate, él e Irene se abalanzan a por galletas María, Fontaneda, Marbú y Príncipe en cuanto pisan suelo Español, justo antes de salir de copas hasta las mil.
  • Roberto, Laura o Eva echan de menos ¡El supermercado! La bolsa de la compra, desde Mercadona hasta el corte inglés…muchos (todos) vuelven de las vacaciones con las maletas llenas de todo tipo de cosas escondidas…(pasar la aduana es un riesgo que se asume sin dudar ante la satisfacción de organizar una cena “tipical spanish” con los amigos).
  • Bocadillos de jamón con tomate, las gambas de Huelva (con cabeza) la paella, los quesos, el café, chorizo, croquetas, el cocido montañés y el madrileño, las anchoas, las gulas, el trina, el cacaolat, el pisto riojano, la sidra, un buen cubata en copa  grande, el olor a la comida bien hecha, las tapas, las aceitunas, los guisotes y un largo etc.

Echamos de menos también cosas tan curiosas como las persianas, el transporte público, el empedrado de las calles, las carreteras, la sanidad, la atención en los comercios, la profesionalidad en el sector servicios, la libertad de dejar o no propina, la gente que dice las cosas a la cara, las noches de verano sin chaqueta (…).

 

Todo se resume en levantarte por la mañana sin tener en la cabeza que estás lejos de casa porque, lo que más se echa de menos es estar y vivir España, y a los españoles, escuchar un ¡hola! lleno de alegría bajo el cielo de casa con el olor y el sabor de lo tuyo y con todas nuestras eses, uves, ces, eñes y zetas.

 

Y es que España, sin sentirla desde fuera, es menos España.


Escribir comentario

Comentarios: 13
  • #1

    Goya the painter (miércoles, 01 junio 2016 12:05)

    Volved antes de que cierre un solo bar mas!, los hosteleros ya preguntan...oyee...y qué es de Blanca y Raúl??

  • #2

    Blanca (miércoles, 01 junio 2016 16:28)

    Que no cunda el pánico hostelero... estará dos meses enteritos para resarcirme comiéndome la ciudad y parte de la provincia ;) , id haciendo acopio de alubias, rabas, aceitunas, anchoas y todo tipo de pez !!

  • #3

    Carlos (miércoles, 01 junio 2016 16:54)

    Magnifico

  • #4

    Marta (miércoles, 01 junio 2016 22:23)

    Buenismo Blanca, te superas en cada post. Està claro que necesitamos una calle repleta de bares, con buena comida y mejor ambiente para paliar esta nostalgia. Ahora toca escribir sobre todo lo que nos aporta este pais......la otra mirada.

  • #5

    Mariana llorente (miércoles, 01 junio 2016 23:08)

    Como os entiendo... Esa sensación la tuve fuente el tiempo de mi estancia en Chile.... Agradecida por lo vivido u feliz por volver. No fue fácil, pero luche u volví!! Animo y un abrazo a todo en Chile y cualquier otro punto del mundo

  • #6

    Gafudo (jueves, 02 junio 2016 05:14)

    Para mí el mejor párrafo es el que dice cosas como "Echamos de menos también cosas tan curiosas como las persianas, el empedrado de las calles, la libertad de dejar o no propina, las noches de verano sin chaqueta (…). ". ¡Ya te digo!

  • #7

    Luis Perez (viernes, 03 junio 2016 01:15)

    343

  • #8

    Carolino (viernes, 03 junio 2016 01:32)

    Un artículo que muestra hasta que punto el español en general es un paleto y un inepto. Aquí en Chile me he hecho sin problemas y a un costo razonable paellas de pollo, conejo, de mariscos y mixtas. Jamón serrano hay para elegir, lentejas con chorizo, fabada hecha con pallares (un judión peruano excelente), la merluza austral está a precio de risa y es magnifica. Pero claro si buscas las gambas DE HUELVA (sic) pues en fin...Mejillones en escabeche jajajaj si los de mercadona se envasan en Chile, son los robinson crusoe. Y el aceite de oliva no es para nada malo, y qué decir de los vinos...Y bares...pues macho, te vas al Balbona, al California, a Orrego Luco, o móntatelo por tu cuenta. Por cierto, que si estamos en España en los bares es porque en tu casa no puedes hacer una triste fiesta o reunión de amigos, porque entran cinco de pie con suerte en tu minipiso, y eso suponiendo que tengas uno y no sea el de tus padres. Y qué decir de los que traen el puchero de su madre en la maleta como Paco Martínez Soria, o los que se recorren 11.000 km y lo primero que buscan al aterrizar es donde comerse una tortilla de patata...

  • #9

    Jaime (viernes, 03 junio 2016 15:32)

    Oye, vaya suerte Carolino. Yo quiero ser como tú en vez de un paleto e inepto. Estoy encantado de vivir acá, vine por dos años y llevo nueve, y aún así echo de menos muchas cosas. Por ejemplo, echo de menos a mis amigos, y eso que aquí también tengo ¡que cosas! incluso salir con ellos a tomar una caña en la barra del bar de enfrente de casa, ¡y eso que en mi casa si que hacía tristes fiestas y reuniones con ellos! llámame paleto. Hasta echo de menos las gambas de Huelva fijate, no es que las busque no, porque no vivo en Huelva, pero las echo de menos porque estaban buenísimas y en verano iba con mis amigos a un chiringuito y me ponía morado, llámame inepto. En fin, que miles de enhorabuenas, te felicito por no ser "un español en general paleto e inepto" sino un Español (o lo que seas) fuera de lo común, y menos mal...

  • #10

    Sesé (jueves, 01 junio 2017 16:52)

    Has dado en el clavo!
    Siempre sacas unas risas a nuestra realidad!!
    Sí, yo estoy con ese 80%, echo de menos "la vida" de y en España
    Muaccc, salada!!!

  • #11

    Ana Arozarena (jueves, 01 junio 2017 17:35)

    Me encanta el final Blanca, nuestras uves, eñes, ces, .... Es tal cual!!

  • #12

    Eva (viernes, 02 junio 2017 00:15)

    Gracias Blanca por describir lo que cada una de nosotras viviendo lejos de España sentimos que sin duda es esa ALEGRÍA que no encontramos en muchos sitios.

  • #13

    Banco de Celulas Madre (lunes, 20 noviembre 2017 23:49)

    Muchas gracias por la información!!!...