4 diferencias gastronómicas España-Chile

camareros por metro cuadrado, salsas a granel, cantidades estratosféricas, propinas... Tras tres meses comiéndome chile ahí va un pequeño resumen de las diferencias gastroculturales que más me han llamado la atención...ñam.


1. El menú

España:

Raciones "justitas" (salvo excepciones claro) por lo que es habitual pedir un par de entrantes, plato principal e incluso postre y copa. Lo habitual es tomar vino o cerveza con la comida y, si cometes el error de pedir una coca cola, o peor...¡agua! tus acompañantes te mirarán como si te hubieses vuelto loco...

Chile:

Raciones pantagruélicas. Sueles encontrar en la carta entrantes y platos de fondo (el plato principal), siempre los ofrecen acompañados de "agregados" que suelen ser arroz, ensalada o patatas, y no precisamente en raciones anecdóticas por lo que pedir un entrante es casi una aventura. Los platos "a lo pobre" multiplican su pantagruelez por 5. 

Normalmente se toma jugo o limonada con el almuerzo (en Chile se llama comida a la cena).

2. Los camareros

España:

Escasea la especie. Da gracias si encuentras dos o tres por restaurante. Ser camarero Español es un deporte de riesgo, normalmente desbordados y corriendo de un lado a otro. El estrés  forma parte de la profesión y van acompañados casi siempre por la tradicional gota de sudor (se podría pensar incluso que es parte del uniforme).

Chile:

Un camarero por metro cuadrado, lo cual no significa que el servicio sea más eficiente...puedes tener a cinco a tu alrededor sin hacer nada y que no se acerque ninguno si les llamas...tómatelo con calma, en Chile el tiempo es relativo y la frase ultrautilizada de "al tiro" no se debe traducir literalmente, salvo que la pistola esté encasquillada... el estrés no está en el diccionario Chileno.


3. Los platos

España:

Hay mil opciones, cada carta es un mundo, la dieta mediterranea es muy variada, verduras, legumbres, sopas, guisotes, todo tipo de carnes, aves, pescados, pastas, arroces, blablablás.... Puedes comer de tapas, de menú, de raciones, sentado, de pie y hasta haciendo la voltereta. Los pescados y mariscos al natural, cocidos, a la plancha o al horno, ponerles salsas normalmente es un crimen y si les echas queso es posible que te enchironen...El punto de la carne normalmente es poco hecho, o al punto, te miran mal si la pide muy hecha. Antes de comer una cañita es casi sagrada y si sales a cenar nadie te quita la copita en una larga sobremesa...

Chile:

La gastronomía es primahermana de la Peruana, luchan por la propiedad del ceviche, las empanadas y el piscosour.  No hay gran variedad de platos: pastel de choclo (maíz), chupe, palta (aguacate), pescados o mariscos, asados 'al palo', mucho oriental, peruano e Italiano. El mundo sándwich es espectacular y aunque puedes verles comer a todas horas no hay tradición de aperitivo ni de copa de sobremesa (snif).

Mariscos y pescados gigantescos, el otro día vi un mejillón que podría haberme comido a mi.... Los suelen servir con queso parmesano o salsas de todo tipo  (a todo le echan salsas). Las frutas y las verduras ¡multiplican su sabor! los zumos son siempre naturales y hasta la lechuga es de verdad, nada de mezclum caradura...

4. La cuenta

España:

En España, tras pedir la cuenta, a la hora de pagar la propina depende más del comensal que del servicio... lo que está claro es que si el servicio es malo la propina es inexistente, y con queja incluida.

Somos viscerales y defendemos nuestros gastroderechos en voz alta (muy alta...).

Chile:

No se pide la cuenta, se cancela. Aunque te hayan pegado con el plato en la cabeza al servirte, tras una hora de espera, la propina obligada es del 10% y suele ir incluida en la cuenta. El Chileno nunca se quejará directamente, no está en su ADN. Son muy disciplinados y educados, la sangre corre a otro ritmo por sus venas.

Siempre te preguntarán " ¿quiere boleta o factura?" y "¿con cuotas o sin cuotas (a plazos)?" aunque te hayas tomado sólo un café. 

Eso si, los precios no tienen nada que envidiar a los Españoles, lamentablemente, en este aspecto, no tenemos diferencias... Chile es igual de caro que España, o más, gracias a dios como no me entero con los pesos, casi no me doy cuenta y vivo más  feliz...

 

Como colofón sólo  decir que lo mejor es poder comparar probarlo todo y quedarse con lo mejor de cada mundo: ÑAM, SLURP, MELAN MELAN...


Escribir comentario

Comentarios: 0