EXPAT PARTNERS

Cuando decidí dejar mi país, mi trabajo y mi vida en España para zambullirme en la aventura de la expatriación sentí que me desdibujaba un poco… Muchas personas deciden aparcar su carrera profesional para poner su talento, su experiencia y su energía en una entidad sin ánimo de lucro, su familia. Este post, es para ellas.

He encuestado a 100 de esas valientes (por eso de facilitar los porcentajes, no fui llamada a la excelencia matemática…), y esto es lo que me han contado:

 

SENSACIONES ENCONTRADAS ANTE UNA DECISIÓN VITAL

 

El 98% de las expatwives, o expat partners, a la hora de tomar la decisión de irnos al extranjero, nos sentimos ilusionadas y expectantes, pero también con miedo ante lo desconocido y tristes por dejar tantas cosas lejos. Personalmente lloré como una magdalena, pero no sabía si era de alegría o de tristeza…tal vez una extraña mezcla bipolar de ambas…

 

¿Los adjetivos más utilizados a la hora de definir la sensación de decidir mover a tu familia a otro país?

 

Alegría, ilusión, emoción, valentía, orgullo, inquietud, temor, miedo, pena, tristeza…todas se repiten una y otra vez.

 

LOS PRIMEROS MESES. EL NAUFRAGIO  

La hora cero

Los inicios son complicados… todo es nuevo y diferente, te sientes perdida, sin rutina propia, desorientada, y un poco sola, pero también libre y con ganas de descubrir todo lo que te ofrece tu nuevo destino.

 

Sara J. reconoce que no fue fácil "me sentía como un auténtico polizón (...) vivía en los starbucks mandando CVs y llamado a casa por skype... otros "expat" nada más conocerme me invitaban a sus casas y me ayudaban lo cual me sirvió de ejemplo y ahora soy yo la que acoge al recién llegado". 

 

Ana C. sintió una crisis de identidad. “¿Qué hago yo aquí?” No se sentía productiva, no tenía su círculo “todo dependía del trabajo de mi marido o de mis hijos”.

 

Para Manuela los primeros meses fueron caóticos, no aceptaron a sus hijos en el mismo colegio, tenían horarios diferentes y no tenía nada controlado.

 

Amaya hasta odiaba un poco a su marido cuando llegaba del trabajo y se deba cuenta de que él se desarrollaba profesionalmente y ella no. No podía revalidar su título ni ejercer la profesión que le encantaba. Y ya han pasado 13 años… por el contrario, Leti se sintió sobrepasada, empezó a trabajar nada mas llegar a Chile, sin tiempo de adaptación, “ni siquiera sabia como llegar a la oficina”.

 

María N. y Sara se sintieron perdidas, María pensaba que “al ser una PAIS de habla hispana sería todo mucho más fácil, pero luego te das cuenta de que aunque hablemos el mismo idioma, no siempre nos entendemos”, Sara no se acostumbraba a depender absolutamente de su marido "y no te digo ya conducir, tardé un mes en atreverme a coger un coche.."

 

Cristina recuerda una primera etapa caótica entre buscar casa, colegios, supermercados, pelear con la burocracia (RUT, visas, consulados, pasaportes ….) y apuntarse a todos los planes que salían “apetecibles o no tanto” para empezar a conocer gente e ir tejiendo esa “red” de los que son actualmente sus amigos (me encanta estar entre ellos).

 

MAPAS, BRÚJULAS Y ROLES  

Estaciones enfrentadas, 13.000km de distancia, 6 horas de diferencia horaria...Esquiar en Agosto y nadar en Diciembre...

El papel de la expatwife es fundamental en el éxito de la expatriación, crear un hogar en alguna parte, generar un ambiente que motive a su familia en el nuevo entorno, estrechar lazos hasta conseguir una “familia adoptiva”, apoyar la su pareja en su nuevo reto...

 

Como dice Eva tras 22 años fuera de España “Mi papel ha sido el de una PYME: organización, logística, coaching, gestión de equipo…”.

 

Para Malala “hay algo que no cambia, el lugar donde pueden sentirse seguros, y, si tú estás contenta, feliz e ilusionada, ellos también lo estarán porque eres el espejo en que se miran”.

 

Manuela y Estefanía intentan además ser un apoyo para su marido en todo “escucharle y acompañarle en el cambio tan fuerte que representa para él”. Manuela se ríe recordando “Los primeros años él viajaba mucho y en el colegio ¡pensaban que era viuda!”. Pato también se sintió la más pringada de las viudas: "Mi marido desapareció y se dedicó solo a trabajar, fines de semana incluidos, eso sí ... viuda pero sin poder cobrar el jugoso seguro de vida ni poder ligarme a otros…" 

 

Rosa cumple a la perfección con su rol de reguladora emocional y funcional de la vida familiar (también afirmo que el de mejor anfitriona worldwide…). 

 

"Es facilísimo llenar tu vida de cosas súper enriquecedoras, aún sin tener que ir a trabajar por cuenta ajena. Mi trabajo me encantaba, más que ninguno de los que he hecho aquí, pero no daría marcha atrás...poder atender a mis niños lejos de su país y su familia en este momento de sus vidas me reconforta plenamente". Amaya

LO MEJOR   

Hay tanto que te da el vivir fuera…es tanto lo que te hace crecer en todos los sentidos, todas coincidimos en que vivir fuera es aprender, te hace mas fuerte, mas valiente, mas abierta, te ofrece la oportunidad de conocer a gente maravillosa y enfrentarte a lo desconocido… y la respuesta es unánime, y con mayúsculas: El 100% de las encuestadas, si volviesen atrás en el tiempo, volverían a lanzarse a la experiencia de la expatriación.

 

Aprendizaje

Para Estefanía “Es un regalo poder vivir en una cultura tan diferente y tan lejana, el aprendizaje tan enorme que te llevas y, lo que más, la flexibilidad y apertura mental que te aporta”.

 

Cohesión familiar

Cristina se siente orgullosa de sentirse como en casa: “Valoro especialmente la experiencia familiar que esto ha significado y la oportunidad que supone para nuestros hijos; crecer en un entorno internacional, conocimiento y respeto de otras culturas, facilidad de adaptación etc”

 

A Bea, a Sesé y a Maribel les encanta esa sensación de libertad que da el sentirse perdidas con su marido y sus hijos.

 

Sacar lo mejor de tí

Begoña se siente orgullosa de haber remontado tras unos primeros meses duros, orgullosa de haber conseguido una rutina, de dejar de estar asustada y de hacerse fuerte.

 

Sesé se sintió libre “para ser una nueva yo, alguien con todo lo mejor de mi personalidad y puliendo mis defectos”.

 

Amigos que son familia

Manuela valora “la gente tan magnifica que estoy conociendo, lo que tengo aquí y ser más consciente de lo que he dejado...”

 

Bea C, mi gurú de la expatriación, destaca "conocer a mucha gente nueva súper interesante y diversa, que no hubiera conocido en la zona de confort en la que vivía". 

 

Para Pato "lo mejor de todo es la gente que conoces, de todo tipo, religión y condición, pero de una grandeza humana que te sorprende cada día". 

 

Reinventarse

Dejar mi carrera profesional en España se convirtió en una increíble oportunidad para reinventarme y recuperar el sueño de mi etapa universitaria de trabajar y apoyar a los colectivos más vulnerables” afirma Cristina.

 

Pato, también pudo reinventarse en algo que jamás hubiera imaginado, y que le encanta, una vez que su familia estaba  acoplada. Ana, además de aglutinar a su familia, ha tenido la oportunidad de desarrollarse en un campo nuevo para ella, como Sesé, que para mí es la MADRE universal, que además ha cumplido un pequeño sueño, “¡tener un taller de scrapbooking!”   

 

EL LADO OSCURO   

Abuelo despidiéndose hasta dentro de 6 meses...

Lo más difícil de la expatriación es alejarte de familia y de los amigos, llevamos fatal que no puedan ver crecer a nuestros hijos, perdernos los momentos importantes de nuestros seres queridos o no estar para darles un abrazo en los malos momentos. Verles, con suerte, dos veces al año. Le sigue de cerca la pérdida de identidad profesional

 

 “El principal inconveniente es la distancia tan grande con mi país, que no facilita las visitas de familia y amigos, y el no poder estar su lado en los malos momentos” dice Estefanía

 

Para Begoña ha sido dejar su vida, su trabajo, su zona de confort .... ¡todo! y acostumbrarse a una cultura muy diferente porque, como dice Maria N “yo pensaba que al ser un país de habla hispana sería todo mucho más fácil, pero aunque hablemos el mismo idioma, no siempre nos entendemos”.

 

Bea C tiene la duda constante de si habrá hecho bien dejando su carrera profesional de lado, y siente la necesidad de justificarse, ante si misma y ante otros. Tiene miedo a qué hará el día que regrese ... 

 

 “Dejar el trabajo que tanto me gustaba me costó mucho y me resultaba difícil valorar lo que hacía en esos primeros meses. ¡¡Sinceramente, era una labor con la que no me identificaba, y me aburría una barbaridad!!”. Cristina

SUPERWOMEN

Ser expatwife, a tiempo completo o a media jornada, es una de las profesiones más complejas y generosas que hay, sin embargo, es una profesión poco reconocida teniendo en cuenta que el principal motivo de fracaso de una expatriación no es el ajuste profesional del expatriado, sino la falta de adaptación de su familia.

 

La expatwife es exploradora, chófer, coach, traductora, investigadora de mercados, cocinera, testadora de productos, mediadora, enfermera, influencer y relaciones públicas. Es una gran líder, capaz de renunciar a una parte de si misma por un proyecto común dirigiendo con mano firme su empresa familiar. 

 

Personalmente, y tras un periodo de un año y medio desarrollando el rol de expat wife a tiempo completo me rendí a trabajar por cuenta ajena… porque, como siempre dice mi madre “¡Hija, si es que eres un desastre! se te cae la casa encima.”

 

Admiro profundamente a todas esas MUJERES (y también algún hombre, que merece mención aparte) generosas, inteligentes y valientes que desarrollan esta labor multifuncional y  multidisciplinar. ¡Sois mis ídolas!

 

PD. Este post no puede recoger todos los increíbles testimonios recibidos por esta bloguera suertuda, pero si el sentir general.


4 comentarios

BUSCADORES DE HISTORIAS

Una amiga me dijo hace poco que yo era una buscadora de historias, y tenía razón, por eso, siempre me ha chiflado la selección. Con cada entrevista aprendes cosas nuevas; conoces sectores, empresas, lugares,  experiencias, errores y aciertos, historias vitales y, sobre todo, conoces personas únicas

 

Cuando terminé la carrera de Derecho en 2001 mi padre, que era Director de RRHH, me dijo "haz lo que quieras pero hija, no trabajes en RRHH, que es muy duro y tú muy sensiblona" pero por el azar de los que tenemos una flor en el culo, caí en una consultora de RRHH y descubrí que a mí, lo que me gusta de verdad, es conocer gente.  

 

Prorrateando y a ojímetro a una media de diez entrevistas por semana, 52 semanas al año en 15 años he tenido la suerte de poder conocer ¡unas 7.800 historias de todo tipo! De todas ellas quiero compartir con vosotros algunas de mis anécdotas preferidas, seguidas de alguna recomendación fruto de la experiencia: 

 

·       ¡Manos arriba!: Recuerdo a un ingeniero que entrevisté para un puesto comercial... cuando le fui a dar la mano me dijo “quita quita, que la tengo toa sudá... 

 

La decisión de una entrevista la tomas en los diez primeros segundos… no hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión, así que es básico sonreir, mirar a los ojos, ser natural y dar un buen apretón de manos. Ni muy fuerte (no al apretón Terminator) ni muy suave (no a la mano como un pez muerto).

Debe ser firme, corto (no soy tu novia, no me des la mano como si estuviéramos en el cine) y seguro.  

  • “Pero sigo siendo el reeeey”: de mi etapa en selección de perfiles informáticos llega... el rey del switch, un administrador de sistemas que se autodenominaba así en su CV y, por si no te quedaba claro, añadía su foto en un trono con corona y cetro incluidas...también en esta línea me llegó el CV de Paolo, recepcionista para la oficina de Bilbao, cuyo CV constaba de una foto con pose seductora y torso desnudo casi a tamaño natural... Gracias, Paolo.

 

El CV es tu carta de presentación profesional, debe llamar la atención de una persona que recibe unos 200 por día. En una página, limpio, ordenado, que el entrevistador se pueda hacer una idea en un primer vistazo. Destaca lo que te interese potenciar en función de a dónde lo envías, hazte una foto que transmita una imagen profesional y con fondo blanco...no vas a una fiesta de disfraces ni a ligar a Pacha. 

  • Mi novia, Vanessa: Otro CV para el recuerdo fue el de un chico recién licenciado cuyos hobbies llenaban media página: "…me encanta pasear, coleccionar peces de colores, leer un buen libro, las películas de terror, (...) pero lo que más me gusta de todo esto es hacerlo en compañía de mi novia; Vanessa”.

  

Si, está muy bien poner tus aficiones, dicen mucho de alguien y pueden marcar un valor diferencial, pero piensa qué pueden aportar a una organización y cómo ponerlas en valor en la entrevista. Por ej. "Juego al baloncesto, esto me ha permitido conocer la importancia de trabajar en equipo, ser constante, esforzarme y darlo todo por los compañeros y pienso que debe tener valor para una organización como la suya".

 

·       “Como la Meg Ryan”: Mi preferido de todos, el terremoto de Badajoz, un chaval recién licenciado humilde, listo como el hambre y genuino que venía con un traje de su padre que le quedaba gigante y quien a la pregunta si pudieras cambiar algún aspecto tuyo, ¿Qué cambiarías? Contestó “pues mire usted, la verdad es q no cambiaría nada, y no porque no tenga defectos, que los tengo, y muchos, si quiere a continuación se los enumero, sino porque creo que debe pasar como con esas mujeres que son bellísimas, comoooo, ¡cómo la Meg Ryan!, que a lo mejor tenía una nariz grande y se la cambió por una perfecta...pero el conjunto ya no era lo mismo. Seguro que con la personalidad pasa algo parecido…(huelga decir que le contraté ipso facto y, efectivamente, era un fuera de serie).

 

Cada uno de nosotros tiene algo que le hace único. Pocas veces nos paramos a mirarnos desde fuera…el autoconocimiento es la base del desarrollo de cualquier habilidad, conócete a ti mismo y busca tu seña de identidad, aquello que te hace diferente a los demás, y ¡ponlo en valor!.

  • El secreto de su éxito: un abogado me comentó que tenía mucho éxito en todo aquello que emprendía, cuando le pedí un ejemplo me dijo muy seguro "por ejemplo, por ejemplooo…¡con las mujeres!". Este mismo chico me contó que conocía a varias abogadas del despacho... cuando pregunté a las “damnificadas” me dijeron que si le fichaba se verían obligadas a huir de la firma...

 

Una buena entrevista debe ser distendida y un candidato que sonríe siempre te gusta más que un candidato con cara de puerro…como dice Emilio Duró “a nadie le gusta trabajar con un cenizo” pero cuidado con pasarse, el entrevistador no es tu amigo... y no estás de copas. Si das referencias cuida que sean de personas que vayan a hablar bien de ti y ¡no huyan despavoridas al oír tu nombre!

 

Gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestras historias, experiencias, objetivos e ilusiones. Con muchos de vosotros he tenido la suerte de poder compartir algo más que una entrevista y ser compañeros de trabajo o, incluso, amigos. Con otros sigo en contacto a través de LinkedIn y me asomo a vuestras historias en la distancia. Espero poder seguir conociendo miles de historias, y quedarme con un trocito de cada una porque, cada una de ellas, me completa un poco más. 


4 comentarios

HEAD HUNTERS

Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener...

¿Qué hace un head hunter? Los head hunters desarrollamos procesos de búsqueda directa. Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas, aquellas que una búsqueda convencional no puede cubrir. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado, levantamos las estructuras de las empresas de la competencia de nuestros clientes y atraemos a las personas idóneas para cada posición en función de las circunstancias. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que nuestros clientes SIEMPRE nos piden, unas competencias que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener.

 

 

Proactividad, comunicación empática, liderazgo y gestión de equipos, visión estratégica y orientación al cambio son las competencias fundamentales para desarrollar con éxito una función ejecutiva

1.    PROACTIVIDAD

 

La proactividad es la capacidad para hacer que las cosas sucedan. Las personas proactivas se conocen a sí mismas y toman sus propias decisiones analizando y sopesando las posibles consecuencias, con responshabilidad (habilidad para elegir una respuesta). Toman las riendas de su vida, y de sus decisiones.

 

Son personas que no centran sus energías en aquellas situaciones sobre las que no pueden influir como un taco, el tiempo, o la comida con su suegra el domingo (círculo de preocupación) sino en aquellas sobre las que sí pueden hacer algo, expandiendo entonces su circulo de influencia progresivamente.

 

 

Utilizan un lenguaje proactivo, por lo que nunca les oíras decir: “Aquí las cosas siempre se han hecho así” o “No podemos hacer nada”, “No he llegado a tiempo porque mis compañeros son muy lentos”, la responsabilidad de sus acciones y decisiones nunca está en agentes externos. 

Leer más 0 comentarios

EL RETORNO

Hay un momento mágico en la vida de todo expatriado… ese momento del año en el que coges un avión con destino a tu país. Ese momento en el que se hace mas fuerte que nunca el cordón umbilical del emigrante… 13.000 km, 12 horas de vuelo, 6 horas de diferencia horaria, otro hemisferio, estaciones enfrentadas, eses y zetas, raíces frente a adopción, nuevos amigos frente a amigos de siempre.

Maletas, nervios, emoción por ver quién estará esperándote al otro lado de la puerta de “Salidas” del aeropuerto (siempre lloro, aunque no haya nadie, …). La máxima ansiedad mientras esperas las maletas… con ganas de empujar la cinta transportadora para que salgan antes. El expatñol vive con máxima emoción el salir del avión y oler España, que sí, huele diferente. Mirar el cielo, las casas, las carreteras, tomarte la primera caña en una barra de bar, con su tapa. Los mil reencuentros… 

 

Al llegar siempre te entra la hiperactividad, no existe el jet lag porque quieres ver a todos, y hacerlo todo, lo antes posible… ir a tomar el aperitivo, pisar la playa, sentarte en el sofá de casa de tus padres, abrazar a tus hermanos y amigos, a todos, al mismo tiempo,  tomarte una copa, ir a cenar tus sitios favoritos ... ¡que son tres semanas y en seguida se acaban!

 

Y te invade de nuevo, como cada año, la sensación de tener que aprovechar al máximo cada segundo con las personas que quieres, y que siguen con sus vidas y sus rutinas (y no se dan cuenta de que, para ti, cada segundo con ellos es oro) antes de que se termine y vuelvas a tu nuevo hogar con tu nueva familia adoptiva, que también es maravillosa. 

3 comentarios

Otro idioma...en el mismo idioma

Cuando te zambulles en un país como Chile es inevitable caer en la tentación de pensar que hablas el mismo idioma y que los códigos, las formas de entender las cosas y el lenguaje son igual que los tuyos. ¡Nada más lejos de la realidad!. Hablas el mismo idioma si, pero en otro idioma...

Tras dos años en Chile, cuando tu hija una mañana te pregunta "mamá, ¿me veo bonita?" mientras su hermano te habla de su profesora "la miss Cata" y acaba las frases con bueno o con ya, está claro... te has Chilenizado...

 

Cuando llegué a Chile todo nos sonaba a Checoslovaco... ibamos al super como Paco Martinez Soria y en las reuniones del colegio no entendía nada ("disculpe, ¿que es un polerón? ¿y una cotona?") así que me dí cuenta de que debía hacer un curso de Chileno acelerado...

 

DICCIONARIO CHILENO-ESPAÑOL 

 Por un lado están las expresiones, que suenan a chino para un recién llegado y que forman parte del lenguaje cotidiano: ir de carrete (ir de fiesta), pololear (salir con alguien), andar pato (estar sin dinero), al tiro (en seguida), andar achacao (estar angustiado), etc etc, o muchas de las palabras y sus significados:  

CONFUSIONES VARIAS

 

Todavía recuerdo la cara de un profesor cuando le dije que su clase me había parecido "muy chula" , así, sin pestañear...

 
Recuerdo también mi estupor cuando una compañera, tras un comentario mío, dijo en voz muy alta y con una sonrisa de oreja

a oreja "¡Que seca eres!"...  

Me he tenido que poner un post it en el ordenador para que,  cada vez que llamen por teléfono, recuerde que no debo decir:

"¿te cojo en buen momento?" provocando las carcajadas de todo el equipo...

 

No es aquí, sino acá, el supermercado es otro planeta con sus paltas (aguacate), frutillas (fresa), duraznos (melocotón) ,filete (solomillo), chancho (cerdo)... para pagar hay que pedir la boleta y weon es una palabra que se puede usar 23 veces en la misma frase con 23 significados distintos... las frases acaban en poh, en vez de si se dice ya, y en lugar de "vale" utilizan "bueno". 

 

MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS

 

Por otro lado hay algo que va mucho más allá de las palabras, y que no se arregla con un traductor "Chileno-Español". Si ya nos cuesta entre dos amigas de toda la vida interpretar el clásico "no es por tí..., es por mí" cuando te deja tu pololo (novio), o a dos compañeros de trabajo (pega) valorar de la misma forma los resultados de la empresa: "sólo hemos crecido un 2%, nos vamos a pique", del que lo ve todo negro, frente al "¡hemos crecido un 2%, que notición, y en plena crisis!", del que lo ve todo color de rosa, ¿cómo vamos a entendernos dos personas que no compartimos raíces, historia, tipo de educación, entorno, cultura o gastronomía?.

 

Cualquier persona, en cualquier parte, tiene su propia, única, personal e intransferible forma de interpretar la realidad.

 

Nos condicionan nuestras experiencias, la historia de nuestro país ¡y de nuestra ciudad!, el colegio al que fuimos, nuestros amigos, familia, el lugar/lugares donde vivimos... todo nuestro bagaje va forjando nuestra forma de entender e interpretar la realidad. Ponerte en los zapatos made in Chile es muy diferente a llevar los fabricados en España. Si viniendo de fuera quieres bucear y vivir el país, y lo que es más difícil, sentirte parte y ser aceptado, tendrás que usar “SUS zapatos” y no los tuyos y entender desde su punto de vista, dejando a un lado ideas preconcebidas, juicios y valoraciones.

 

 

Es un problema habitual cuando alguien llega de fuera como miembro o responsable de un equipo local intentar hacer las cosas a “SU manera” como las hacía en “SU país” o en “SU antigua empresa” sin intentar entender por qué las cosas funcionan como funcionan, sin empaparse de las diferencias culturales y de costumbres entre un país y otro e, incluso, sin observar primero las formas de ser (y estar) en el nuevo entorno. 

 

Para el éxito y la sintonía de un equipo es fundamental aprender su lenguaje, sus códigos y tener sed de aprendizaje, capacidad de adaptación a un entorno diferente, y humildad para escuchar y, sobre todo, PREGUNTAR, preguntar mucho, a todas a horas y a todo el mundo, hasta poder primero entender para luego, ser entendido. 

 

Y es que, como decía Larry King: "Nunca aprendí nada mientras estaba hablando".


2 comentarios

Dos vidas en un instante

el expatriado vive en una burbuja temporal, en un paréntesis, y sabe que, antes o después, volverá a su primera vida pero con otros ojos y con la experiencia y el aprendizaje del emprendedor que, en lugar de una empresa, se ha construido una vida entera.

En el momento en el que cierras tu casa en España y te subes a un avión con 358 maletas llenas de recuerdos para empezar a tejer una nueva historia en el extranjero tu vida, de repente, se desdobla. Es como en aquella película “Dos vidas en un instante”. De repente construyes una vida desde cero pero la otra, la de antes, sigue corriendo en paralelo y haces lo posible por sujetarla no vaya a ser que, de repente, se te escape...

Por un parte vas tejiendo una vida nueva, nuevas relaciones que, como si estuvieras en gran hermano, se intensifican y necesitas completar ese trozo de tí que se ha quedado en España...

 

La vida social cuando vives en el extranjero es muy intensa, porque tienes una enorme necesidad de cubrir ese hueco que antes llenaban tu familia y tus amigos de siempre. Y quieres estar, estar en todo, no vaya a ser que se vuelva a abrir ese hueco que sabe a vacío...

 

Fiestas, cumpleaños, cenas, desayunos, cafés, viajes, escapadas y excursiones,  invaden el espacio de las comidas de los domingos con la familia, los paseos por el retiro, los fines de semana en Santander, las aperimidas de los sábados , las tardes de compras con amigas por el Barrio Salamanca y las comidas diarias con los compañeros de trabajo...

 

Y vives intensamente porque sabes que, cuando menos te lo esperes, se cerrará el paréntesis y despertarás de nuevo en tu cama...como si solo se hubiera tratado de un sueño.

Por otra parte ves transcurrir tu exvida como si se tratase de una serie de Netflix en la que, los protagonistas, no son actores... y participas en ella como un espía, asomándote a través de las redes sociales.

 

Comentas lo guapos que estaban todos en la pedida de tu hermana en el chat de la familia, y te asombras con lo mayores que están los amigos del cole de tu hija cuando cuelgan fotos en Facebook y le das mil likes a las fotos del 40 cumpleaños de tus mejores amigas en Instagram o presentas a tu hijo recién nacido a tus hermanas por skype ...

 

El emigrar te hace ser un poco bipolar... riéndote a carcajadas con otro acento en los mil planes por minuto con tu nueva familia adoptiva y llorando por las esquinas al mismo tiempo por ser un espía de tu propia vida en tu país, intentando agarrar las riendas 2.0. bien fuerte para que no se te escape nada (ni nadie) para que algún día, cuando la recuperes y seas de nuevo protagonista en directo, no se haya difuminado...

Porque el expatriado vive en una burbuja temporal, en un paréntesis como el del anuncio de kit kat, y sabe que antes o después volverá a su primera vida pero con otros ojos y con la experiencia y el aprendizaje del emprendedor, que, en lugar de una empresa, se ha construido una vida entera.


6 comentarios

ENCHILIADA

Me quedan unas pocas semanas para finalizar una etapa de mi vida y dar un salto mortal hacia un destino desconocido pero, como todos los destinos, lleno de posibilidades. despedidas, presentaciones, investigación, búsqueda, cierres y aperturas...

Hace unas semanas decidimos aceptar la oferta de expatriación a Chile que le hacían a mi marido y estamos en una olla a presión de emociones. Diría que la que más pesa es la ilusión pero seguida muy de cerca por los nervios… Él es ingeniero de caminos en una constructora y yo trabajo en RRHH en Cuatrecasas en algo que podría definirse como “traducción y consultorio intergeneracional”.

  

Es divertido como enfocamos de forma diferente estos cambios mi marido y yo. Él es sumamente prudente, racional, inteligente, serio y reservado. Yo soy digamos “menos prudente”, extrovertida en extremo, hiperactiva y con una necesidad constante de compartir con todo el mundo lo que se me pasa por la cabeza.

 

Cuando tomamos la decisión él tardó 15 minutos en decirme que no lo podía contar, demasiado tiempo para un notición estratosférico: ¡Yo ya había hablado con unas 16 personas… él ha tardado dos semanas ¡DOS SEMANAS! en decírselo a su familia!. En fin…cambios de enfoque. 

 

Suelo orientar a estudiantes universitarios sobre salidas profesionales: “¿Qué harías con tu vida si tuvieras tiempo y dinero ilimitados?” les pregunto. Creo que hay que optar siempre por lo que te haga feliz porque sólo hay una vida, con una faceta personal y otra profesional, pero solo es una.

 

Ahora, que empiezo desde cero, me debo hacer a mí misma esta pregunta que me resulta difícil de responder porque mi vida me parece ya muy completa y mi trabajo me apasiona. 

 

Mientras intento responderme para reinventarme a mi alrededor escucho cosas como: “Qué valiente, yo no me iría nunca” "¿Y vas a renunciar a tu carrera profesional? Claro, es normal, así puedes dedicarte a los niños” “Uff, si acabáis de compraros la casa” o “¡Qué suerte! Ahora, ¡a vivir!”… Hay para todos los gustos, pero muy poca gente es capaz de pensar poniéndose en tu lugar, desde otro punto de vista que no sea el suyo, por mucho que te conozcan.

 

Puedo llegar a decir cosas como “mejor vamos a otro sitio que en ese ya estuvimos una vez”, siempre me ha encantado descubrir cosas nuevas, conocer gente, probar comidas exóticas, ir a sitios nuevos, viajar, emprender proyectos…Todo lo que sea novedad me ilusiona. Sí, qué pasa, soy una novelera, así que os podréis imaginar que no he puesto trabas a esta aventura, que para mí no supone una renuncia sino un nuevo reto que aprovecharé al 200%. 

 

Partimos de cero, no conocemos a nadie, ni hemos estado nunca allí, esto lo hace aún más ilusionante. A medida que voy despidiéndome de la gente que me importa, que es mucha y muy variada, me van poniendo en contacto con amigos suyos que están en Chile, es curioso como de repente todo el mundo conoce a alguien allí.

 

Me pesa dejar mi trabajo, porque soy una privilegiada y disfruto al máximo con lo que hago, y porque es un lugar increíble, lleno de personas alucinantes de las que he aprendido infinidad de cosas y donde siempre me he sentido querida. Me pesa dejar a nuestros amigos y compañeros, no poder abrazarles todas las semanas, y no poder reírme con ellos a carcajadas. Me pesa dejar a mi familia, incluso a la política ;) que ya es también mi familia, y no poder pasar los domingos de aperitivos y cañas con unos y otros.

 

Pero en la balanza pesan más la ilusión de emprender nuevos proyectos, de conocer nuevas culturas, de aprender de otras personas, de reírme también a carcajadas (con otro acento, ¿por qué no?) y de volver dentro de unos años con la mochila llena de nuevas experiencias para compartirlas con todos ellos porque la vida, es como te la tomes, y no hay que dejarla pasar sino comérsela a bocados aun sin saber muy bien a qué sabrá... ya os lo iré contando.

1 comentarios

MEDIAS NARANJAS

En el siglo III el emperador Claudio II prohibió los matrimonios de los jóvenes, ya que los solteros sin familia eran mejores soldados. Un sacerdote llamado Valentín desobedeció su orden casando a todos los jóvenes enamorados de la zona. El emperador ordeno torturarlo y ejecutarlo un 14 de febrero, en su honor se celebra el dia de los enamorados. Y yo pensando que era cosa de los grandes almacenes… Yo no lo celebro, me dan sarpullido las flores, los corazones, las frases hechas y lo que suene medianamente cursi y encima me casé con un ingeniero, que le vamos a hacer, pero os dejo un post lo más amoroso de lo que soy capaz...

Recuerdo como si fuera ayer el día que le conocí. Trabajábamos en la misma empresa del grupo ACS en Madrid, yo en RRHH y el en Producción. Mi compañero me lo presentó haciendo la clásica broma de que yo era soltera (porque parece ser que a partir de los 30 ser soltero es motivo suficiente para emparejarte con otro soltero) a lo que él respondió que yo no era su tipo... A partir de ese día, en que pensé cosas como "que más quisiera este tío, que no soy su tipo dice, claro, será porque podría ser mi abuelo, y vaya corbata ..." y otras lindezas por el estilo, empecé a trabajar con él en muchos temas y poco a poco, o mucho a mucho, fui descubriendo a una persona increíble: Inteligente, íntegro, serio, racional, sensato, seguro ...vamos, que ¡no teníamos nada que ver!.

 

Las relaciones que surgen en el entorno profesional, aunque pueden tener muchos inconvenientes (como que uno de los dos termine dejando la empresa para evitar el síndrome de Estocolmo y la monotemática...), te permiten conocer a las personas en dimensiones que de otra forma no conocerías. Y te enamoras de aspectos que nunca podrías tener en cuenta al conocer a alguien en un bar como su capacidad para gestionar, para resolver conflictos, para trabajar en equipo, para "torear", liderar, enseñar y muchas otras cosas que, para mí, son importantes. 

 

Tras muchos meses tirándonos los tejos “telemáticamente”, y sin tomarnos ni un café juntos, decidí que “a otra cosa mariposa”, que esto no iba a ninguna parte, y me fui de vacaciones a Santander, pero allí se presentó, en la ciudad de los naúticos, con su camisa mil rayas en todas las direcciones y su pantalón de hilo, para, al más puro estilo de 1920, pedirme que fuera su novia. Decir que mis amigos hicieron una porra donde el que más nos daba eran ¡dos semanas! (gracias David). Hace ya más de diez años de esto, y 9 de casados (cierto es que tal vez influyese cierta coacción por mi parte ya que durante un año, para horror de mis amigas, le perseguía anular en alto citando al señor de los anillos: "el anillo es míooo"…).

 

Creo que llegar a 9 años juntos y que parezcan 9 días, con 3 hijos, compartiendo amigos, familias, lucha de veraneos norte contra sur, tensión de horario laboral (hoy salgo tarde, pues yo también, me toca a mí…), terrafiestas infinitas, videoclips con mi cuñada y con traslado a otro país incluido para empezar una nueva aventura con las renuncias correspondientes pero sin ninguna duda, se deben a cosas como :

 

  • Ser diferentes pero compartir la misma forma de entender y disfrutar de la vida: dar el máximo a los amigos, explorar, conocer, viajar, comer y engancharnos a una buena serie o pasar los fines de semana haciendo planes con nuestros hijos. 
  • Empatía, empatía y empatía (por mi parte, que soy la sensorial…no se puede pedir empatía a un ingeniero de caminos…): Él nunca se enfada, pero cuando lo hace, tenga o no razón, yo siempre pido perdón, si no... imposible...(seguro que hay otras mil millones cosas por las que debí pedirlo así que se equilibra la cosa ;))
  • Paciencia, paciencia y paciencia (por su parte, que es el racional y el sensato) para vivir con mi hiperactividad, hiperbolismo, incontinencia verbal y humor inglés, negro, y de todo tipo y color...porque cuento sus historias como si fueran mías, porque le digo todo lo que se me pasa por la cabeza, porque siempre estoy pensando en lo que podemos hacer a continuación, por mis volteretas …
  • Fundamental que me dejase moldear su estilismo. Lo siento, es así. No le cambiaría por dentro, pero por fuera algún retoque ... gracias Ra por tu generosidad textil…estás hecho un pincel.
  • Y la certeza de que de momento son 9 pero que, en breve, serán 90.

 

7 comentarios

WOMANIZACION

Las empresas necesitan "womanizar" sus consejos de administración. Es más rentable. Sin embargo, menos de un 7% de mujeres ocupan cargos directivos en las empresas del IPSA. Las mujeres aportamos otro enfoque de gestión y liderazgo: la empatía, la intuición y nuestro sexto sentido o el poder gestionar muchas situaciones a la vez, sin embargo somos poco visibles y hacen falta más referentes femeninos con visibilidad que INSPIREN.

Las empresas deben asumir la responsabilidad de intentar restablecer el equilibrio apostando por la flexibilidad, implantando dinámicas de conciliación (con independencia del género) e impulsando la presencia cada vez mayor de mujeres en posiciones directivas que se conviertan en referentes donde las jóvenes profesionales se puedan reflejar, evitando la fuga de talento en momentos críticos de la carrera.

 

La poca presencia de talento femenino en posiciones directivas no sólo es un problema de las empresas, deriva de una cuestión social y económica: mientras las mujeres sigan asumiendo más responsabilidades en casa, el hombre asumirá más responsabilidades en el trabajo.

 

La equidad debe estar en todos los ámbitos para ser efectiva.

 

Los horarios de trabajo, la competitividad interna, la importancia del “networking” y de la marca personal, las pocas facilidades para la conciliación y el rol que tradicionalmente asumimos en la familia hacen que pocas de las mujeres lleguen a posiciones de responsabilidad o alta dirección.

 

Y...¿CÓMO WOMANIZARNOS?

 

•          SPONSORS, MENTORING Y REFERENTES.

 

Las complicaciones adicionales a las que las mujeres nos enfrentamos a la hora de desarrollar nuestra carrera profesional hacen que seamos "poco solidarias" con otras mujeres, de hecho, podemos ser nuestro peor enemigo.

 

Hacen falta referentes femeninos que INSPIREN y apoyarnos más como colectivo.

 

Ayudar a impulsar la carrera de otras mujeres de nuestros equipos y ser sus “sponsors”. Recuerdo cómo me marcó la salida de una profesional excepcional en una organización en la que trabajé, me explicó que se iba porque " miraba hacia arriba y no veía a ninguna mujer como un referente a quién se quisiera parecer”.   

 

Aquellas mujeres que ocupamos posiciones de dirección y gestión en las organizaciones deberíamos asumir la responsabilidad de mentorizar a otras mujeres con potencial. ¿Mi recomendación? Que no sean personas de nuestros equipos sino de otras áreas, haciendo mentoring cruzado.

 

En palabras de Cani Fernández, recientemente elegida por Iberian Lawywer como una de las 50 mujeres mas inspiradoras del mundo legal: "El mentoring responsabiliza al "mentor" de forma concreta y clara tanto si lo implantas como institución como como cuando se da de forma natural". 

 

•             FORMACIÓN EN MARCA PERSONAL Y NETWORKING.

 

Durante la carrera profesional aprendemos a optimizar los recursos, sí, pero ¿y las relaciones?.

 

El networking y la visibilidad interna son fundamentales, los hombres lo llevan en su ADN y, las mujeres, en general, somos mucho más reticentes a la hora de “vendernos”. Nos cuesta más desarrollar redes de contactos. 

 

Debemos trabajar nuestra marca personal y hacernos visibles, primero internamente en nuestras organizaciones y luego, también, externamente.

 

Está muy bien ser un buen profesional pero… también hay que parecerlo. Una organización es como Google, si no apareces en el radar, es como si no existieras.

 

Se pierden grandes oportunidades por falta de visibilidad. Hay que comer con compañeros (no siempre con los mismos), tomar cafés, participar en conferencias, seminarios y sesiones, preguntar y participar, meterse en grupos de trabajo o en proyectos internos, escribir artículos, etc.

 

Un análisis de la startup Humanyzeque afirmaba que los profesionales que comían en las mesas grandes de la cafetería eran mucho más productivos que los que comían en su sitio o en mesas pequeñas porque compartían mayor información y conocimientos y generaban redes de contactos. 

 

•          CONCILIACIÓN Y FLEXIBILIDAD CON INDEPENDENCIA DEL GÉNERO.

 

Es una realidad que durante la carrera profesional de muchas mujeres se produce un parón cuando aparece el binomio maternidad/carrera profesional. 

 

"Las nuevas generaciones (con independencia de cuestiones de género) valoran cada vez más tener horarios que les permitan compatibilizar el trabajo con el deporte, u otras aficiones. La racionalización de horarios permite retener todo el talento y evita “estigmatizar” a las mujeres porque ya no tienen que pedir un trato distinto para compatibilizar el trabajo con la familia". Diana Rivera, socia de Cuatrecasas 

 

La flexibilidad aumenta la productividad, fideliza a los empleados, disminuye el absentismo y mejora el clima con independencia del género. Y no lo digo yo, que también, lo dicen FORBES y BUSINESS INSIDER.

 

•             WOMANIZAR LOS COMITÉS Y ÓRGANOS DE DECISIÓN.

 

Es claro que hombres y mujeres tenemos capacidades y visiones del negocio diferentes, por ello, los equipos complementarios tienen una mirada mucho más equitativa y global.

Mi experiencia en organizaciones que han incorporado mujeres en comités de promoción es que aportaban una aproximación diferente de las candidatas ya que medían aspectos anteriormente no tenidos en cuenta comprendiendo en primera persona los hándicaps y el valor añadido que aportan las mujeres a la organización.

 

"Debemos crear contextos dinámicos que generen muchas oportunidades, como por ejemplo la renovación periódica de comités de gestión, de forma que haya más rotación y, por tanto, más oportunidades para incorporar mujeres que complementen la mirada de los mismos" afirma Nuria Martín, experta en desarrollo de RRHH.

 

 

•          CUOTAS…?

 No sé si creo en las cuotas, pero sin duda permiten que lleguemos antes a normalizar la equidad y a que se generen las dinámicas necesarias. Debemos implantar "criterios de imparcialidad".  Me llama mucho la atención el ejemplo de la orquesta de Boston, en la que ¡la presencia de mujeres se igualó con la de los hombres cuando colocaron un biombo en las audiciones que impedía ver al aspirante!

 

Personalmente creo ciegamente en el talento, y en orquestar las dinámicas necesarias para no perderlo (flexibilidad, oportunidades y conciliación global).

 

Si se dan las plataformas adecuadas y conseguimos que cambie nuestra sociedad y que la equidad esté tanto en casa como en la oficina, estoy segura de que no habrá barreras para nadie y podremos llegar con independencia del género:  “¡Hasta el infinito y mas allá!” Buzz Lightyear


0 comentarios

EXPATÑOLES

EXPATÑOL es todo Español que se aleja de la dieta mediterránea, de la caña bien tirada, de la alegría de vivir, de la familia, de los amigos, de las barras de bar, las galletas príncipe y del ambiente a todas horas en las calles, para crear un nuevo hogar en un destino desconocido...

Cuando vives en el extranjero te das cuenta de muchos aspectos que definen al EXPATÑOL, algunas cosas vienen de serie con la nacionalidad, te las dan junto a la partida de nacimiento, y otras, en cambio, son adquiridas por las circunstancias: vivir lejos de casa, adaptarte a otro ecosistema, no ver Sálvame ni comprobar cada día que sigue sin pasar el tiempo para Jordi Hurtado en "Cifras y Letras"...

 

El Expatñol es una especie diferente, una especie formada, por una parte, por las características propias de nuestro país:

  • Hablamos muy alto y gritamos a nuestros hijos para que vengan en lugar de desplazarnos a buscarles.
  • Nos reímos en cualquier ocasión.
  • Nos encanta salir a la calle, las largas sobremesas y hablar durante horas.
  • Somos muy directos y no damos rodeos para decir lo que queremos.

 

 Otras, creo, son características propias del emigrante:

 

 ·     VALIENTES, porque dejamos la comodidad de nuestra vida en España para lanzarnos a una oportunidad en otro país y asumir retos, saltando muy lejos de nuestra zona de confort.

  

·  EXPLORADORES, porque cogemos la brújula y nos aventuramos en lo desconocido, sintiéndonos perdidos en algunas ocasiones y solos algunas veces...pero con una brújula que nos dirige al norte donde llenamos nuestras mochilas de nuevos amigos, rincones y experiencias.

 

·    MALABARISTAS porque aprendemos a vivir a caballo entre dos realidades distintas, entre dos países, dos culturas y dos vidas. Y cuando volvemos unos días de vacaciones tenemos que hacer malabarismos para ver a todo el mundo en tiempo record.

 

·    RELACIONES PÚBLICAS IKEAS, porque tenemos que abrirnos a buscar nuevos amigos, y una familia postiza con la que te sientas más en casa en ese país desconocido que debes convertir en tu hogar “redecorando tu vida”.

 

·     MARINEROS CIUDADANOS DEL MUNDO, porque esos amigos también expatñoles, que ahora son tu familia, llega un momento en que parten hacia otro destino, porque sabes que son relaciones muy intensas y personas muy especiales, pero con fecha de caducidad, y cuando termine su periodo de emigrante te dejarán, con lágrimas en los ojos, para crear otro hogar en un nuevo destino. Y sacarás el pañuelo para despedirles mientras se alejan con muchos de tus mejores recuerdos.

 

La expatriación es como Gran Hermano…las relaciones se magnifican, al no tener compromisos adquiridos tus fines de semana tienen un 100% de disponibilidad para dedicarlos a regar a los amigos, y eso hace que crezcan considerablemente en tiempo record.

Por todo eso es una gozada conocer EXPATÑOLES; porque hablan muy alto, se ríen a carcajadas, son divertidos, inteligentes, valientes,  malabaristas, sociables, acogedores, exploradores y, aunque en algún momento todos partan hacia un nuevo destino, los lazos son tan fuertes que siempre formarán parte de tu ADN.


6 comentarios

METAS, SUEÑOS Y EL CAMINO HACIA ELLOS. REINVENTARSE

Tras un periodo de reinvención, adaptación a un "ecosistema" desconocido, establecimiento de metas, sueños, y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos... os dejo mis 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero

 

Tras año y medio en Chile, ya estamos claramente integrados en el ecosistema Chileno y nuestra vida está estructurada, con nuestras rutinas, nuestros amigosreversibles (que hacen las veces de amigos y de familia) y nuestros lugares habituales: el súper, los coles, las extraescolares, las babysitters de confianza, el sitio del café, nuestros restaurantes favoritos y un buen conocimiento de los “usos y costumbres” y hasta del idioma, que parece el mismo, pero no lo es.

Así que, una vez chilenizados, he decidido ponerlo de nuevo todo patas arriba. El blog y algún curso de vez en cuando no cubrían toda mi energía atómica…

 

Sé que tendré menos sonrisas de Pedro, de las que derretirían el perito moreno, menos gamberradas de Guille y menos besos pringosos pidiendo perdón con lengua de trapo, y menos preguntas de Sol en esos ojos llenos que quieren descubrirlo todo...pero habrá también nuevas aventuras, descubrimientos, aprendizajes y experiencias para un equilibrio vital que, para mí, es imprescindible…

 

Tras dar muchas vueltas, que para eso soy Coach, sobre dónde volcar mis energías y mis 15 años de experiencia en RRHH, y dudar mucho entre emprender o incorporarme en una empresa en Chile me he decidido por lo segundo y, tras algunos procesos de selección, me he incorporado a una consultora global de talento que ofrece servicios de Executive Search y de gestión de personas, donde podré hacer lo que más me gusta: conocer gente, investigar, aprender, conocer más a fondo el mercado Chileno, aportar soluciones creativas y trabajar con un equipo muy crack que me ha acogido con los brazos abiertos y me ha dado una primera impresión increíble, así que pinta muy, muy bien... 

Tras mi periodo de reinvención, adaptación a un ecosistema desconocido, establecimiento de metas y de los pasos marcados hasta alcanzarlas, de alguna equivocación y de grandes aciertos os dejo 5 consejos para reinventarse profesionalmente en el extranjero: 

1) DATE UN PLAZO Y ENCARRILA TU VIDA PERSONAL:

Para el éxito de una expatriación es fundamental que la familia esté contenta, si no…no funciona.

Pocas empresas invierten en la satisfacción personal de la familia y es un elemento clave para el éxito profesional de su apuesta así que, ¡esa es tu misión inicial!.

 

Un buen relocator que te asesore sobre la zona donde vivir, los colegios internacionales, y costumbres del país es fundamental, si , como fue mi caso, no lo tienes, ¡a buscarte la vida! Sé tu propio relocator: pregunta, investiga, métete en grupos de “Españoles en…” en Facebook, pregunta a amigos y a amigos de amigos, etc.

 

Toda información es poca, nunca se tienen suficientes amigos y aunque los objetivos son importantes, la satisfacción personal y familiar, ¡es básica!.

 

2)  MÁRCATE UNA META:

     Reinvéntate (o no), tienes una oportunidad de oro para hacer algo diferente, o para seguir haciendo lo que te gusta: ¿Qué se te da bien? ¿Cuál es tu valor diferencial? ¿Cuál es tu seña de identidad?

     Haz esa labor de autoconocimiento y, una vez que te hayas conocido bien a ti, a tus valores y a tus expectativas, ¡es el momento de marcarte una meta!. Pregúntate ¿Qué harías con tu vida si tuvieses tiempo y dinero ilimitados?     

   

Esa meta puede ser cualquiera:

 

- Aprovechar estos años fuera para dedicarte a la familia, por qué no (pero guárdate un ratito para dedicártelo a ti).

 

- Emprender y poner en marcha algo que te apetezca, hay mil opciones, desde vender un producto de tu país que aquí no exista, hasta certificarte como coach, formadora en cualquier producto que te interese o, incluso, escribir un blog, no hay metas imposibles.

 

- Incorporarte a trabajar en una organización que te permita seguir desarrollándote.

Yo he hecho un poco de las tres cosas, en año y medio me he dedicado a crear una estructura de vida para mi familia, he impartido cursos de habilidades, coaching y creado un blog y, después de probar, he tenido claro que quería meterme al 200% en una empresa que se ajuste a mis valores y expectativas y me permita desarrollar aspectos que, para mí, son muy importantes.  

3)    ESTABLECE LOS PASOS Y NO TE RINDAS:

       ¿Ya tienes la meta? ¡Pues a subir escalones!: 

- ¿Quieres ser autónoma? Investiga, habla con otros autónomos que hayan pasado por ese proceso, busca ayudas al emprendimiento y fórmate. Hello creatividad ofrece un montón de cursos relacionados con emprendimiento, creatividad y marca personal que a mí me ayudaron mucho con el blog.

 

- ¿Prefieres trabajar por cuenta ajena? Buscar trabajo, es un trabajo. Contacta con empresas de selección, haz mil entrevistas y ten luces largas para buscar oportunidades, pueden estar en cualquier parte: en una cena con amigos, en la cola del supermercado o en una fiesta del colegio, empápate del país, adapta tu CV a lo que quieras hacer y no te rindas. Aquí, todavía, no te conoce ni tu vecino así que ¡muévete!

 

- ¿Y si lo que has decidido es dedicarte estos años a la familia? Mi recomendación en este caso es que estructures bien tus días, si no ... te subirás por las paredes. Haz algún curso, busca algo que te aporte y que te permita relacionarte con otras personas con inquietudes parecidas: fotografía, pintar, escribir, ayudar en una entidad sin animo de lucro, algún deporte..., lo que sea que te de una rutina y un objetivo propio, sólo para ti. 

 

4)   NUNCA TE DIGAS TÚ EL NO.

     No digas que no a una oportunidad o a una entrevista, aunque luego lo descartes, confía en ti. Conoce personas, lugares, empresas y hazte una idea de lo que te ofrece el mercado, es apasionante. Me encantan los procesos de selección, tanto desde el lado de rrhh como desde la perspectiva de candidata…aprendes mucho en ambos lados de la mesa. 

 

5)    COGE LAS RIENDAS.

     No veas pasar la vida por delante de tus ojos. Di no al "retestinamiento". Toma tus decisiones y, sobre todo, no desesperes. Si no te gusta como están las cosas…¡siempre puedes cambiarlas!

     ¡Buenas noticias!: cada día es una página en blanco por escribir, elige tu propia aventura y lánzate a por ella.

 


2 comentarios

MEDICOS, EMPATIA Y RESILIENCIA.

aunque soy una persona especialmente positiva, nunca sabes como vas a reaccionar en situaciones muy adversas. Durante estas dos semanas de incertidumbre sobre mi salud  mi ADN debió pensar que para qué me iba a preocupar innecesariamente antes de tiempo y, como me dijo mi amiga casillas: "energía y positividad = supersalud"

Llevo dos semanas que podría denominar como “Resilientes”. La resiliencia es la capacidad del ser humano para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

 

Una manchita que tenía hace años de repente, y sin avisar, se transformó en un alienígena incrustado en mi organismo. Pedí cita en el dermatólogo, (en adelante le llamaremos Will) y, con la habitual empatía del sector médico me dijo “Uy, que mala mala pinta (si, hizo un bis…), parece un carcinoma... eso tan feo hay que biopsiarlo”.

 

Seis días después Will me decía la siguiente frase en el quirófano mientras una sábana verde me cubría la cara: 

“Blanquita, ahora te voy a hacer un hoyo con un taladro”.

 

En ese momento en que sumábamos ya dos frases dignas de engrosar los premios limón de las frases poco afortunadas y “no del todo empáticas” no pude hacer otra cosa que incorporarme y ofrecerle a Will un curso de comunicación interpersonal que le sería de gran utilidad no ya a él, sino especialmente a sus futuros pacientes. Y le regalé este pequeño consejo a modo de adelanto: “para la próxima, Will, en lugar de “un hoyo con un taladro” podría decir, por ejemplo, una pequeña punción con un aparatito. Si no le gusta puedo ofrecerle muchos mas sinónimos” porque el lenguaje también puede ser más o menos doloroso…

Como dice Rafael Echevarría "el lenguaje crea ser (...) no solo describe realidades sino que las genera"así que Will, por favor, no me hagas un hoyo con un taladro como si fueras el prota de la matanza de texas. 

 

Will se rió mucho con mi consejo, no sé si lo llegará a llevar a la práctica, me temo que no porque era algo viejuno y la edad nos hace poco proclives al cambio, especialmente si no sale de nosotros mismos la necesidad de cambiar…  

“Bueno, Blanquita, lo analizaremos y puede venir a por los resultados en una semana”. Y aquí estamos, una semana mas tarde, más contenta que unas pascuas porque el resultado, finalmente, ha sido positivo pese a los mensajes contradictorios recibidos por mi persona que incluían palabras como taladro, malamalapinta, carcinoma, hoyo y otras lindezas. 

 

La verdad es que, aunque soy una persona especialmente positiva, nunca sabes como vas a reaccionar en situaciones muy adversas, esas que te ponen al límite y en las que hasta te asomas un poco al abismo. Durante estas dos semanas diría que no lo he pasado especialmente mal, mi ADN debió pensar que para qué me iba a preocupar innecesariamente antes de tiempo, y no me preocupé, hasta el momento en que llamé a la puerta del amigo Will, ahí se me fue la resiliencia por el desagüe por unos minutos eternos…hasta que me comunicó que el resultado de la biopsia era benigno y que menos mal porque él estaba convencido de que era un carcinoma.

 

Gracias Will, aunque veo que mi consejo quedó en agua de borrajas te estaré eternamente agradecida por darme una excelente noticia perfecta para subir un poco más el nivel de mi vaso medio lleno. ¡YUJU!

Reflexión final: Vaya chorradas por las que nos preocupamos a veces...


0 comentarios

Chilenidad, Españolismo y Fiestas Patrias

Mientras en España nos fracturamos queriendo o no queriendo ser españoles, Chile se tiñe de rojo, azul y blanco para celebrar sus fiestas patrias.  Banderas, banderines, trajes, gastronomía, concursos de decoración chilena dentro de las oficinas (¡alguna con parrilla incluida!) ... todo se viste de chilenidad.

En fiestas patrias se celebra el proceso independentista de la Corona Española y la formación de Chile como un Estado Nación. Ya que celebran que nos echaron, aunque a día de hoy seguimos agarrados a la cordillera unos 65.000 Españoles, nosotros, por deferencia a nuestro país de adopción, decidimos irnos de viaje estos días a las cataratas de Iguazú, no sin antes vivir como los más Chilenos de todos, el intenso previo al 18.

 

Estos días se recuperan las tradiciones típicas de la identidad nacional, que conforman la llamada "Chilenidad". Es la celebración más popular en Chile. En los colegios se lo curran mucho mucho, los niños se visten de huasos, bailan la cueca, se divierten con los juegos tradicionales y comen platos típicos como empanadas y cuchuflis.

El concurso de cueca (baile tradicional con pañuelo, a lo Leonardo Dantés) en el colegio lo ganaron los hijos de mis amigas: Rodrigo, Vera y Javier, que fueron los más huasos de los huasos y dejaron bien alto el pabellón de los chilenos de adopción. (También se dice por el colegio que mi amiga Sesé ganó todos los juegos tradicionales desde tirar de la cuerda hasta la carrera con tobillos atados dándolo todo ante la estupefacta mirada de alguna madre menos entregada...)

 

La verdad es que, cuando vives fuera y el alma se te llena de España, te gustaría tener algo así. Una bandera sin dobles lecturas, que no ofendiera a muchos, un patriotismo que no significase una tendencia y un himno con letra que pudiera cantar a voz en cuello sin recurrir al nana nana nanananananaaa .

Que envidia de Chilenidad, unidos como país pese a sus 6.000 km de longitud, chilenos todos pese a las diferencias sociales (abismales), orgullosos de lo suyo y hasta bebiendo esa cosa empalagosa llamada mote con huesillo que es peor que la prueba de la glucosa. 

 

Aquí en Chile somos muchos los Españoles adoptados; Catalanes, Madrileños, Cacereños, Sevillanos, Valencianos, Murcianos, Santanderinos, Gaditanos... y nos unimos como una piña (o mejor dicho, nos unimos cual paella, con ingredientes muy diferentes pero formando juntos un plato único) y celebramos a "nuestros" ganadores de Cueca muy orgullosos de que sean "nuestros" con el orgullo de madres Pantoja.

 

Por todo esto hoy quiero ser chilena y digo en voz muy alta ¡Viva Chile! y también ¡Viva España! porque, todas nuestras diferencias son lo que nos hacen un país único, ojalá algún día lo celebremos como se merece.


3 comentarios

LECHES ANTOLOGICAS

Mi cuñada Nieves tiene la teoría de que mi marido es tan inteligente porque, cuando era pequeño, ella le dio en la cabeza con un palo. Yo, que confío plenamente en mi cuñada, debo ser superdotada, porque la historia de mi vida está llena de leches antológicas. He aquí las más sonadas (literal y figuradamente).

Todavía recuerdo con estupor, vergüenza y un leve dolor de cuello crónico, aquella vez en la despedida de soltera de una amiga, en que me pareció (tras una serie de copas de dudosa calidad) que era una buenísima idea saltar vestida a la piscina del hotel rural en que nos hospedábamos, en pleno invierno. En mi cabeza, un salto sirena saliendo del agua a lo Esther Williams como en esas películas en que una enamorada empuja al chico de sus sueños y luego él tira de ella y ríen y ríen sin que ella se despeine o se le corra el rimmel. En la realidad, una piscina medio vacía y mi cabeza clavada en el suelo de la misma mientras el resto de mi cuerpo caía estrepitosamente en otra dirección. 

 

La mas humillante de todas fue en la firma de abogados donde trabajaba…había organizado un desayuno de alto copete con el Presidente y el Consejero Delegado, al que habíamos invitado al recién designado Decano de una universidad muy top.

Estaba bastante nerviosa y, a lo “Armas de Mujer”, había elegido cuidadosamente todo mi vestuario para parecer una ejecutiva seria y profesional. Me había puesto hasta tacón. Y ese fue mi error … Cuando me disponía a bajar por la elegante escalera de caracol para recibir a nuestros invitados me traicionaron los tacones y bajé, si, pero rodando por toda la escalera, con giro incluido, hasta terminar postrada a los pies de tan magno invitado. En ese momento no se me ocurrió otra cosa que decirle “¡a sus pies!” y del ataque de risa que le dió todo salió “RODADO”. 

Escalera culpable de mi estrepitosa caída...bien visible, nada de una escalera escondida en una esquina para poder disimilar, no.

Un buen recopilatorio de castañazos ajenos:  

  • Vivi y sus amigas habían quedado con unos chicos para salir de copas. Vivi iba con paso firme mientras charlaba, entonces sucedió algo imprevisto, ininteligible, incompresible...Vivi se tragó un árbol. Quedó sentada, en el suelo, con el árbol entre sus piernas y un ojo tricolor, con un tremendo parecido a Slotty (el de los Goonies) que daba ataques de pánico a quien la miraba… por supuesto sus amigas mentimos como bellacas y le dijimos que no se le notaba nada y que lo mejor era ponerse una copa en el ojo. Huelga decir que Vivi no ligó en una buena temporada...pero esa es otra historia.
  • Angels corría dando una vuelta a la cancha en clase de tenis ante la atenta mirada de sus compañeras. En vez de rodear la silla del juez de pista pensó “que tontería, es mas rápido si paso por debajo”, lo que no vió fue la barra de hierro que atravesaba la silla a la altura de sus cejas y donde, por supuesto, se dejó la frente, y la dignidad… 
  • Daniela quedó por primera vez con su chico para ir al cine, con los nervios olvido bajar el asiento y cayó sentada de golpe en el suelo mientras palomitas y coca cola volaban por los aires para aterrizar finalmente sobre su maltrecho cuerpo…no hubo segunda cita…
  • María llegaba tarde. Corría agobiada porque había quedado con sus compañeros del máster para el primer trabajo en grupo, llegando, a diez metros, les divisó en una mesa de la terraza, siguió corriendo hasta que se dio cuenta, demasiado tarde, de que la terraza estaba acristalada y sus compañeros pudieron ver de cerca su nariz aplastada contra el cristal …  

Así que todas las que como yo, soléis caeros, tropezaros, rodar por escaleras, estamparos contra cristales, puertas y ventanas que sepáis que con cada caída, seréis un poco mas inteligentes. Lo dice mi cuñada, y yo lo certifico porque, tras la caída ante el decano empecé a resolver ecuaciones de tercer grado como si fuera el mismísimo Pitágoras.


4 comentarios

EL EMIGRANTE INVERSO

Cinco grandes descubrimientos, o sensaciones encontradas del expatriado reversible: aquel que vuelve a "su casa" de vacaciones

Mientras el frío del invierno (y el smog) caían sobre Santiago de Chile, y aprovechando mi "estado preñil" de 5 meses, decidimos que lo mejor era que los niños, y yo misma con mi organismo creciente, volásemos a mediados de julio rumbo a Santander por un periodo de tiempo vacacional digno de los Grimaldi. 

 

He abandonado el blog dos meses a cambio de reencuentros, mamitis aguda, hermanismo ilustrado, compras, amigos, familia, gastronomía mediterránea a cascoporro, playa y alguna cañita que otra (lo cual negaré ante mi ginecólogo ...). 

 

Un vuelo de 13 horas, que incluye transbordo en Barajas, sola con dos niños de 2 y 5 años, un bombo y tres maletas no es fácil...gracias a Steve Jobs y a Walt Disney se hizo bastante llevadero ¡mi agradecimiento eterno a ambos!. No quiero ni pensar lo que dirían de mí las "madres coraje womantirizadas" al verme enchufar a los niños al iPad durante todo el trayecto como si fueran drogas duras y sin temblarme el pulso....

 

Ante los típicos comentarios habituales de "qué suerte Raúl que se queda de Rodríguez (guiño/codazo)" decir que lo cierto es que habría que hacer la ola a tanto súper padre que se queda solo currando mientras su familia disfruta de las vacaciones. Tal vez los primeros días es estupendo llegar a casa, cenar pistachos con cerveza y verte las olimpiadas, o 6 temporadas de walking dead sin interrupciones varias, pero estoy segura de que, en la mayor parte de los casos, se hace duro llegar a casa y que todo esté igual que cuando te fuiste por la mañana, que no haya nadie que se abalance sobre tí al oír la puerta o la sensación del inalterable otro lado de la cama...

 

 

Mis cinco principales descubrimientos o sensaciones encontradas del emigrante inverso (aquel que va a su casa, y a su país, de vacaciones) :

 

1. Esa fantasía de que al bajar del avión te va a recibir por lo menos el rey con una banda de música tocando el clásico de turrones el almendro mientras cae una lluvia de confeti para celebrar tu vuelta...pero no pasa...

2. Al llegar la emoción es absoluta: el aire huele mejor, el sol brilla más, las cañas están más frías y todos son más guapos, más flacos y más listos 😂.


3. No lo habías pensado perooo... la vida ha seguido y tú ya no estás, y te has perdido muchas cosas, e incluso, en ocasiones, te sientes algo fuera de lugar en las conversaciones...(¿quienes son esas de las que hablan? ¿y eso cuando ha pasado? ¿fiestón para celebrar los 40 sin mi...?).


4. De repente te das cuenta de que la que pensabas que era TU casa ya no es tan TU casa...porque lo cierto es que tu casa está ahora a 13.000 km. 


5. Lo peor...las bienvenidas que saben a despedidas porque hay personas a las que ves y de las que te despides casi al mismo tiempo y hasta el año que viene...y da mucho vértigo. Lo mejor, has duplicado tus vidas y aunque no participes al 100% de la anterior, tienes otra esperándote llena de sorpresas, aventuras, nuevos amigos, gente también genial y descubrimientos infinitos.

Y te sientes mas en casa en aquel lugar desconocido en el que no hace mucho te sentías como un extraño...


6 comentarios

ENSAYO Y ERROR

Cuando “aterrizas” en tu nuevo país has de pasar inevitablemente por el trance "ensayo-error" en muchos sectores. Uno de los más dolorosos para mí fue el de la peluquería...

Cuando “aterrizas” en tu nuevo país has de pasar por el trance "ensayo-error" en muchos sectores: 

 

- El supermercado: Qué compro, dónde compro, ¿y dónde están las galletas príncipe? o ¿por qué el pollo cuesta como un anillo de diamantes…? ¿y no hay filetes? ¿Y estas marcas de donde salen? ¿Por qué no me suena nada? 

 

- Los restaurantes: ¿shop?, ¿qué le ponga un agregado?, ¿platos de fondo?, ¿boleta?... 

 

- La farmacia: ¿Cuánto me ha dicho que cuestaaaa? o también ¿Cuánto me ha dicho que cuestaaaaa? 

 

- El tráfico: ¿Por qué nadie me deja pasar?, ¿y dónde están los cambios de sentido?, ¿taco?

 

- La ropa: ¿Polera?, ¿polerón?, ¿y en qué tiendas compro? 

 

Pero sin ninguna duda, el más doloroso trance ensayo - error para mí fue el de la peluquería....

 

 

Tras unos meses en Chile y después de mucho indagar y googlear me dirigí con paso firme, y unas mechas a la altura de las orejas, a una peluquería de alto standing sita en el hotel W. “Aquí no me puedo equivocar” pensé, pero sí, sí que podía.   

 

Cuando me preguntaron si quería un capuchino me dije "vaya clavada me van a meter". Y estaba en lo cierto, tuve que empeñar hasta el intestino grueso para pagar "la boleta" mientras mis mechas fluorescentes deslumbraban al chico de la caja.

 

Salí de allí como Mónica Naranjo en sus peores momentos...cabellera tricolor y el pelo más quemado que las fallas de Valencia.

Mi segunda incursión no fue mucho mejor...con 8 meses de embarazo pensé que era una gran idea hacerme un corte glamuroso, media melena, "a lo bob" (que había leído yo en las revistas que era el último grito en elegancia y distinción) para recibir a Pedrito, y a todas las visitas que conlleva un nacimiento ,y teniendo en cuenta que no iba a poder volver a tener  una vida propia en el largo periodo del bucle bebé, es decir, más o menos hasta que Pedrito cumpliese los 46. 

 

Salí de allí con el pelo cual seta y más fea que un mejillón, mi eterno agradecimiento al inventor del sombrero... ni mis amigas, ni mi marido, pudieron siquiera disimular presas del ataque de risa que les dio al verme…Llegados a este punto querría daros un consejo: La verdad está sobrevalorada, la mentira es una herramienta de misericordia ¡Utilizadla!. 

 

Menos mal que con el paso del tiempo, la profundización en el país de acogida y el ensayo error vas creando poco a poco tu área de seguridad, ya vas al super como si hubieras nacido rodeada de paltas, frutillas, galletas costa y lomo vetado, compras en la farmacia ibuprofeno a precio de oro sin pestañear y Fanny Jarque consigue que puedas salir a la calle con cierta dignidad, como cualquier persona humana que no brilla en la oscuridad…

1 comentarios

Huellas de dinosaurio

Hay personas que dejan huella. Personas únicas capaces de conseguir todo aquello que se proponen. Mi suegro era una de ellas y estoy segura de que murió de disfrutismo exacerbado, por eso, su vacío se puede llenar de recuerdos y anécdotas.

 

Nuestro inicio de verano se adelantó tiñendo de gris las vacaciones en España. Se nos ha ido una persona de esas que dejan huellas de dinosaurio, y hemos pasado con ello por lo peor de vivir en el extranjero, estar lejos de la familia en los momentos más difíciles. Pérdidas importantes vividas en la soledad del otro hemisferio... Y, por eso, este post es para ellos. 

 

Mi suegro era un personaje digno de una novela de Julio Verne, tuvo una vida tejida con sus propias manos llena de aventuras, viajes, misterio, amor y logros épicos.

 

Inteligente, negociante, conversador, cabezón premium, creativo y divertido, con un toque extravagante que le llevaba a apasionarse por las cosa más variopintas; desde pintar retratos naïf de sus hijos y salpicar con ellos las paredes de colores del salón hasta celebrar los goles del Barça rodando por las escaleras de Pachá pasando por viajar a los lugares más recónditos del planeta. Uno de sus últimos proyectos en marcha, con 82 años, era irse a vivir a Zanzíbar...

 

Y es que Pelayo era de esas personas únicas, capaces de conseguir todo aquello que se proponen. Capaces de visualizar sus metas e ir a por ellas alcanzando todos sus sueños. Por eso murió de disfrutismo exacerbado y por eso su vacío se puede llenar de recuerdos y anécdotas.  

 

Te echaremos siempre de menos, espero que disfrutes de la etapa que te toca al menos de la misma forma en que disfrutaste de esta vida, poniéndolo todo patas arriba. Nosotros, por nuestra parte, haremos lo posible por dejar una huella igual de imborrable exprimiendo cada día para no dejar ni gota al azar.

 

 


6 comentarios