CAPITULO 3 EL ATERRIZAJE

Tras otro vuelo de 14 horas aderezado esta vez con nuestros dos hijos de 1 y 3 años, llegamos a nuestro nuevo edificio y, en el mismísimo portal, me encontré a Ana Castro, una Bilbaína guapísima y encantadora con la que iba a compartir mucho, mucho más que una dirección.

 

-  “¡Hola! Eres Española verdad?, ¿llegáis ahora de España?”. Ana era muy suspicaz y lo descubrió únicamente observando nuestra cara color “verde vuelo transoceánico” y nuestras 14 maletas.

 

- "Hola, ¿qué tal? Si, acabamos de aterrizar, estamos más perdidos que un pulpo en un garaje"…

 

-  “Yo vivo en el 11, toma mi teléfono para lo que necesites” dijo ella. Rápidamente me hice un tatuaje con su número, aun no lo sabía, pero lo iba a utilizar MUCHO.

 

Nada más abrir la puerta de nuestra nueva casa sentí un impacto visual que me dejó en shock, parece que mi conversación sobre cómo quería poner la casa “tonos neutros y muebles sencillos” no había calado y nos encontrábamos ante una reproducción cutre del castillo del conde Drácula: sofás de sky, cortinas verde pistacho estilo Escarlata O´ Hara por toda la casa, incluida la habitación de los niños que parecía sacada de la casa del pueblo de mi tatarabuela, pero en antiguo.

 

Miraba yo melancólica por la ventana ocultando mi estupor (tras las gruesas cortinas rococó verde pistacho) cuando divisé a unos niños en clase de natación por la ventana, con sus correspondientes madres, así que bajé corriendo y apunté a Sol a natación:

 

- "Señora, solo quedan 3 clases".

 

- "Perfecto, no importa, yo la apunto".

 

En tres días compartiendo piscina con mis vecinas conseguí una invitación a un cumpleaños infantil. ¡Premio! Primer plan chileno. También gracias a una conversación de piscina conocí a la que iba a ser uno de mis pilares en Chile…la única e inigualable, Bea Antón, conocida como el mayor movimiento sísmico de Chile:

 

- “¡Holaaaaa!! Tú eres la nueva ¿no?, me ha dicho Ana que habías llegado, soy Bea, vivo en el 13.

-       

En ese momento se acercó a nosotras un niño rubio de unos tres años que Bea procedió a lanzar a la piscina sin dejar de mirarme a los ojos mientras charlábamos…

 

- “¡No te preocupes!", dijo al ver que mis ojos saltaban de sus órbitas y rodaban por el suelo de la piscina, "así aprenden, salen nadando. Mi padre nos lo hacía siempre, salen nadando”.

 

Y, en ese momento, comprendí que Bea era única en su especie. Y no me equivocaba. 

 

Bea tenía una marca de ropa, Beba Luna, y hacía ventas en su casa, o por cualquier sitio que pasaba porque jamás vi mejor vendedora. De hecho, consiguió venderme un minishort que todavía, cada vez que me acuerdo, me da un ataque de risa.  

Una señora se asomó entonces a la ventana y se dirigió a ella: “¡Beita! ¡Mañana es el desfile de la colección primavera verano de Max Mara! Te voy a mandar una invitación para que vengas con tus amigas”.

 

No desaproveché la oportunidad y, rápidamente dije “Qué buen plan, yo también me apunto”. Y así fue como, poco después de aterrizar en Chile conocí a Bea y a sus amigas.

 

A esta técnica de gran ayuda la he bautizado “el efecto lapa” lo he estado ensayando intensivamente, consiste en pegar la manga hasta que te integras. 

 

- "¡Qué elegancia vecina!", me dice Bea gritando cuando se abren las puertas del ascensor. Salimos a esperar un taxi y en seguida llega una chica alta, rubia y muy sonriente.

 

- "¡Hola! Soy Marta, tú debes de ser la recién llegada!".

 

- " Si, ja ja, esa soy yo sin duda, ¡Encantada!". 

 

Marta es encantadora y habla por los codos, casi tanto como yo, así que en seguida nos ponemos al tanto de nuestras respectivas biografías, Marta había trabajado muchos años como abogada en un Despacho de abogados muy parecido al mío, ambos en el top 3, y al llegar a Chile se había pasado a los RRHH y se había convertido en una enamorada del Coaching. Al poco tiempo de llegar a Chile con sus tres hijos pequeños se separó así que Marta era una auténtica heroína y un ejemplo de superación, la viva imagen de mi máxima vital: "la vida, es como te la tomes". 

 

- "¿Qué quieres hacer durante esta etapa?. ¿Quieres trabajar en Chile o has pensado algo? La verdad es que en Chile hace falta gente potente y que traiga ideas nuevas al ámbito de los rrhh, sigue siendo un área muy ejecutiva en general y poco metida en la estrategia".

 

- "Pues no he pensado nada aún, Raul me hizo prometerle que no me iba a poner a trabajar nada mas llegar, que esperase a estar integrados, no se fía nada de mi, ja, ja. Quiero aprovechar para pensarlo bien y hacer algo que no me hubiera atrevido a hacer en España por ejemplo. 

 

- Tienes que certificarte en coaching, ¡te va a encantar!. Hablamos y te cuento escuelas y todo, ¡a mi me apasiona!.

 

Llegamos al centro comercial donde se organizaba el evento, y Bea me presentó al resto de sus amigas, Pati, Lucía, Marta… "¿eres la vecina de Bea?", "¿Eres la nueva?", "¡Hola Blanca!" Escuché decir con acento Cordobés, y allí estaba también Anita. Parece que el mundo Españoles en Chile es un pañuelo. 

 

 

Moraleja: Decir que si a cualquier plan, aunque te de corte, aunque no conozcas a nadie, aunque tu marido te mire con cara rara porque, tras tres días en Chile, le abandonas para irte con unas desconocidas vestida de coctel y pintada como una puerta. 


0 comentarios

CAPITULO 2 Prospeccion de mercado

Un cielo de nieve cubría Madrid anunciando el previo a las fiestas navideñas. Raúl entró por la puerta de casa con la fecha cerrada del que sería nuestro primer contacto con nuestro país adoptivo:

 

- “El 18 de enero volamos a Chile para buscar casa y colegios. Tenemos una persona allí, Paola, que nos enseñará varios pisos, me han dicho que tenemos que vivir en el Golf de Las Condes” dijo muy convencido.

 

-  “¡Ah, vale! Ni idea de zonas... Donde nos digan me parecerá bien. Voy a llamar a mis padres a ver si pueden venir esos días a quedarse con los niños!”.

-       

Tras unas navidades frenéticas entre Santander y Madrid salpicadas de cenas, cines, aperimidas (mi plan favorito…aperitivo que siempre se acaba convirtiendo en comida e, incluso, meriendacena), compras, amigos invisibles, amigos visibles y muchos ratos de sofá con mis padres y mis hermanas para cargar bien la batería antes de despedirnos nos embarcamos cual exploradores con rumbo a nuestra nueva vida.

 

Tras catorce horas de vuelo aterrizamos en Santiago de Chile para escudriñar con los cinco sentidos (yo incluso con el sexto) nuestro nuevo hogar. Objetivo principal: encontrar coles, casa y, a ser posible, algún amigo. 

 

Raúl con sus ojos de ingeniero analizando todo en silencio con profundidad abismal mientras salen números y símbolos ininteligibles de su cabeza, y yo, con mis gafas de colores, que me hacen ver el mundo color de rosa y que todo me parezca bien. 

 

Llegamos al hotel Atton Las Condes, nos quitamos los calcetines, jerséis, plumas y botas y los cambiamos por sandalias y camisetas acordes a los 25 grados del verano Chileno. Nos vamos a comer a un centro comercial gigante, Parque Arauco. Rascacielos por todas partes, muchas zonas verdes con columpios que esperan a Sol y Guille y ¡SI! ¡Hay Zara!.

 

Tras una siesta reparadora escribo a mis futuras amigas desconocidas para quedar con ellas. Mery, amiga de la cuñada de mi vecina (un nexo de lo más cercano…) y Ana, amiga de Mar, uno de mis descubrimientos en Cuatrecasas que, tras compartir unos años de despacho y pasillo, me puso en contacto con su mejor amiga, que lleva años ya fuera de España (espero que se parezca a ella...).

 

Nuestro segundo día en Chile nos recibía con intensidad… Paola nos venía a buscar al hotel a las 9.00H para llevarnos a ver, nada más y nada menos, que 10 casas en una mañana.

 

Tras conseguir disuadir a Raúl de quedarse con una especie de fusión entre nave espacial y mansión playboy: teles de plasma en todas las habitaciones incluyendo baños, jacuzzi futurista, vestidores con luces rojas y otros complementos en la línea, cerramos “departamento amoblado” en el Golf de las Condes, una zona preciosa y un departamento que promete y que nos va a amueblar Paola.

 

 

- “Todo muy sencillo, en tonos neutros” le dije, no quiero sorpresas…

 

 

Saliendo por la puerta de mi futuro hogar me encuentro una guardería, resultado: Guille ya tiene guarde. Tal vez no me lo haya pensado mucho pero claro, 5 días dan para lo que dan y está justo en el portal así que, “check”.

 

Tras varias semanas escribiendo a infinitos colegios sin éxito ya empezaba a pensar que mi buena estrella se estaba apagando, pero no. Volviendo al hotel vemos un colegio y decidimos entrar a probar suerte. Es un colegio militar que parece que está muy cerca de casa, así que me he mirado el ideario en internet y me ha faltado decirle a la señora de admisiones que mi hija es la reencarnación de la teniente O’Neill. Resultado: Sol matriculada y un peso menos sobre nuestras espaldas, “check”.

 

Ya hemos quedado con nuestros contactos chilenos, lo que más me preocupa en realidad es hacer amigos y no sentirme sola... esto me aterra: “¿les caeremos bien?, ¿Estaremos condenados a vivir en el ostracismo?” me preguntaba, pero han sido todos encantadores y parece que están felices aquí. 

 

Ana y Jorge que nos invitaron a merendar a su casa y me dió la sensación de que teníamos mucho en común, hasta las edades de los niños… después de merendar salimos a dar un paseo por la zona donde viven, Vitacura, que me ha encantado. Nos encontramos con varios amigos suyos todos muy simpáticos. Ojalá nos veamos más.

 

Algunas de las cosas que hemos sacado en claro tras nuestra “vasta experiencia” de estos días:

 

-      Si vas a saludar un Chileno no le des dos besos. Cuando vayas a dar el segundo pasará una bola del oeste o bien con la inercia puedes romperte los piños. En Chile se saluda solo con un beso.

 

-      Si buscas casa (departamento) que no sea en un piso alto. Con los terremotos se mueven los edificios y siempre es mejor bajar dos o tres tramos de escalera que bajar 14. El último fuerte fue en septiembre de 2015, mis futuros vecinos durmieron en la piscina.

 

-     En Chile casi todo el mundo acompaña la comida con zumo (jugo) normalmente de color verde. Hoy descubrimos que son limonadas con menta y jengibre.

 

-     En los restaurantes (restaurants) hay unos 100 camareros por metro cuadrado, aun así no son muy rápidos, juegan al despiste y siempre te cobran la propina del 10%.

 

-     Si pides una caña y te preguntan ¿quiere decir un schop?” no digas que si…te traerán medio litro de cerveza.

 

- Las raciones son gigantes hasta para dos triperos galardonados como nosotros, si pides algo “a lo pobre” significa que con tu plato podrás alimentar a país y medio. Nuestro filete a lo pobre consistió en cuatro filetes con tres kilos de patatas fritas dos huevos fritos y 23 cebollas.

 

 

En resumen: Me encanta Chile, ya estoy Enchiliada y deseando volver con los niños para empezar a explorar juntos nuestro país de adopción.


1 comentarios

CAPITULO 1 Y asi empezo todo

Me quedan unas pocas semanas para finalizar una etapa de mi vida y dar un salto mortal hacia un destino desconocido pero, como todos los destinos, lleno de posibilidades. 

 

Hace unas semanas decidimos aceptar la oferta de expatriación a Chile que le hacían a mi marido y estamos en una olla a presión de emociones. Diría que la que más pesa es la ilusión pero seguida muy de cerca por los nervios…

 

Raúl, mi marido, es ingeniero de caminos en una empresa de servicios de telecomunicaciones y yo trabajo en RRHH y comunicación en uno de esos Bufetes de abogados glamurosos en algo que podría definirse como “traducción y consultorio intergeneracional”.

 

- "Blanca, tenemos que valorar algo que han ofrecido". Me dijo muy serio cuando nuestros hijos Sol y Guille se quedaron dormidos tras un par de cuentos. "Me proponen irnos expatriados a Chile, quieren que dirija la operación de la empresa allí. Tenemos mucho que pensar, hacer un listado de pros y contras en función de las condiciones, valorar si nos compensa económicamente, y, sobre todo, que pienses si estás dispuesta a dejar tu trabajo...".

 

 - ¡Si!.

 

- "Mañana me dicen las condiciones y hacemos cálculos, luego lo pensamos bien, prepararé un excel con toda las variables a tener en cuenta y vemos como lo enfocamos.

 

 - "¡Qué si!".

 

- "A ver, yo creo que las condiciones serán interesantes porque nos pagarán la casa y el colegio de los niños pero a ver que me dicen del sueldo claro…y luego hay que pensar que de inicio tendríamos sólo un sueldo y nos tiene que compensar".

 

- " ¡Pero qué cálculos! ¡Nada que pensar, ya te digo que si! ¡Me apetece muchísimo! Es una oportunidad increíble ¿cómo vamos a decir que no?. ¡Me voy a poner el pijama, busca mientras el capítulo de Madrileños por el mundo en Chile que ahora mismo casi no se ni dónde está!!. ¡Vaya aventurón!, ¡Vaya aventurón!..." gritaba mientras me iba alejando por el pasillo.

 

Es divertido como enfocamos de forma diferente estos cambios mi marido y yo. Raúl es sumamente prudente, analítico, racional, inteligente, serio y reservado. Yo soy digamos “menos prudente”, extrovertida en extremo, hiperactiva y con una necesidad constante de compartir con todo el mundo lo que se me pasa por la cabeza.

 

Cuando tomamos la decisión él tardó 15 minutos en decirme que no lo podía contar, demasiado tiempo para un notición estratosférico:

 

 - "Blanca, por favor, ¡no se lo cuentes a nadie aún!, me gritó desde el salón mientras me cambiaba.

 

 - "¡DIECISEIS!" le contesté mientras hablaba con mi amiga Ana. Él ha tardado dos semanas ¡DOS SEMANAS! en decírselo a su familia. En fin…cambios de enfoque.

 

No esperé mucho a comunicar en la oficina que, después de diez años, me iría en unos meses. A la mañana siguiente, antes de que Raul hubiese tenido tiempo de desenfundar su excel, me senté a primera hora en el despacho de mi jefe con un nudo en la garganta.

 

Ignacio era una persona tranquila, de una serenidad infinita, analítico y reflexivo hasta el extremo, además de una buenísima persona a la que yo, estoy segura, descolocaba sin parar con mis ideas poco convencionales, mis salidas imprevisibles y mi sentido del humor estrafalario:

"Ignacio, ¿tienes un momento? tengo que contarte algo (lagrimones incontenibles), me voy del Despacho. Le han hecho una oferta de expatriación a Chile a Raul y es una buenísima oportunidad para nosotros, además de una aventura en toda regla". 

 

Tras tenderme un pañuelo y dejar pasar unos minutos larguísimos Ignacio me miró tras sus gafas de pasta dijo:

 

- "Me alegro mucho por tí. ¡Pero no llores!, es una buena noticia y tendremos tiempo hasta que te vayas de organizarlo todo aquí. Me da muchísima pena que te vayas, sobre todo personalmente, estoy seguro de que me voy a reír mucho menos y se me va a hacer todo mas cuesta arriba sin tus cosas. No sabes lo que te voy a echar de menos, Blanca".

 

A partir de ahí empezó una espiral de despedidas, abrazos, informes de todo tipo, forma y color , cierre de proyectos y datos varios.

 

- “Qué valiente, yo no me iría nunca, ¿Y vas a renunciar a tu carrera profesional?” Me decían algunos. "Claro es normal, así puedes dedicarte a los niños".

 

- "Uff, que lejos, si acabáis de compraros la casa, ¿No estabas tan contenta?".

 

Muy poca gente es capaz de pensar poniéndose en tu lugar, desde otro punto de vista que no sea el suyo, por mucho que te conozcan. Puedo llegar a decir cosas como “mejor vamos a otro sitio que en ese ya estuvimos una vez”, siempre me ha encantado descubrir cosas nuevas, conocer gente, probar comidas exóticas, viajar, emprender proyectos, inventarme canciones… todo lo que sea novedad me ilusiona. Soy una novelera. Así que os podréis imaginar por qué no he puesto trabas a esta aventura, que para mí no supone una renuncia sino un nuevo reto que aprovecharé al 200%.

 

Partimos de cero, no conocemos a nadie, ni hemos estado nunca allí, esto lo hace aún más ilusionante.

 

A medida que voy despidiéndome de la gente que me importa, que es mucha y muy variada, me van poniendo en contacto con amigos suyos que están en Chile. Es curioso cómo, de repente, todo el mundo conoce a alguien allí.

 

- "¿A Chile?" Me dijo Mar en cuanto se lo conté. "Unos de mis mejores amigos viven allí hace años, se llaman Ana y Jorge, te pongo en contacto con ellos ya para que quedéis en cuanto vayas".

 

 

Tampoco es todo color de rosa, me pesa dejar mi trabajo, porque soy una privilegiada y disfruto al máximo con lo que hago, y porque es un lugar increíble, lleno de personas alucinantes de las que he aprendido infinidad de cosas y donde siempre me he sentido querida.

 

Me pesa dejar a nuestros amigos, no poder abrazarles todas las semanas y no poder reírme con ellos a carcajadas.

 

Me pesa dejar a mi familia, incluso a la política que ya es también mi familia, y no poder pasar los domingos de aperitivos y cañas con unos y otros.

 

 

Pero en la balanza pesan más la ilusión de emprender nuevos proyectos, de conocer nuevas culturas, de aprender de otras personas, de reírme también a carcajadas (con otro acento, ¿por qué no?) y de volver dentro de unos años con la mochila llena de nuevas experiencias para compartirlas con todos ellos porque la vida, es como te la tomes, y no hay que dejarla pasar sino comérsela a bocados aun sin saber muy bien a qué sabrá...


0 comentarios

Adios familia chilena

Tras casi cinco años, pero una vida entera, cierro mi paréntesis Chileno en mitad de una pandemia mundial que me impide despedirme de mi país y mi familia adoptivos como me gustaría, en lugar de con este sabor agridulce, sin compartir con vosotros una fiesta de despedida que ponga broche final a esta etapa y sin poder abrazar y dar las gracias a moco tendido a todos esos amigos que habéis sido mi familia estos años y habéis convertido este país, antes desconocido, en mi hogar. Por eso, este post, es para vosotros.

 

Chile me ha dado mil y una oportunidades, me ha hecho crecer, aprender, mirar la vida con otros ojos y, sobre todo, tener amigos a los que admiro y quiero a partes iguales.

 

Mientras hago maletas pienso que, la más importante que me llevo, es invisible. Una maleta llena de algunos de los mejores recuerdos de mi vida:

 

- Las escapadas a Cachagua o los días juntos en Colchagua, Matanzas, Pullayi, Pucón.

 

- Los asados, las cenas y las comidas de casa en casa o en Naoki, Osaka, La Picanteria o La Mar.

 

- La entrega máxima en esos planes tan nuestros como el concurso de pintxos, la acampada anual, la Rayder o las fiestas sorpresa, que consiguen ser sorpresa.

 

- Las escapadas recorriendo Chile con la ilusión de descubrir otro rincón majestuoso que te deje sin aliento o compartir cada día, sin dejar de asombrarnos, fotos de esos atardeceres rojos enmarcados por una cordillera de nieve.

 

- Esa generosa necesidad de darnos sin reservas al recién llegado para que se sienta pronto en casa, como hicieron con nosotros.

 

- Las fiestas infinitas, cantar a voz en cuello con los micros de plástico de los Paquitos y el disfrutismo máximo ante la vida. 

 

Nuestros grupos de Whatsapp rellenos de carcajadas y anécdotas compartidas.

 

Y, en resumen a todos vosotros, lo mejor que nos ha dado este país, porque sois personas únicas, valientes y mucho más completas que cualquiera de nuestros personajes preferidos del club de lectura y, por eso, me voy con lágrimas en los ojos, que esta vez no son de risa, porque, aunque no vais a desaparecer de nuestra vida, si lo haréis, para siempre, de esta realidad que hemos construido juntos y que es tan difícil de explicar a quien no lo ha vivido. Si el mundo se moviese bajo los mismos parámetros sería sin duda un lugar mejor.

 

Estos últimos días me pregunto muchas cosas ¿será como volver a la casilla de salida? ¿Habrán cambiado las cosas? ¿Me sentiré una extraña en mi casa?. Todo es incertidumbre porque, yo no soy la misma que se fue, pero sonrío al recordar mi primer post en el blog cuando partimos hacia este "largo pétalo de mar y nieve" y me doy cuenta de que, cuando escribí esto, hace cinco años, no podía imaginar que superaría con creces esas expectativas.

 

 

“…Partimos de cero, no conocemos a nadie, ni hemos estado nunca allí, esto lo hace aún más ilusionante. Me pesa dejar mi trabajo, porque soy una privilegiada y disfruto al máximo con lo que hago. Me pesa dejar a amigos y familia, no poder abrazarles todas las semanas o reírme con ellos a carcajadas. Pero en la balanza pesan más la ilusión de emprender nuevos proyectos, de conocer nuevas culturas, de aprender de otras personas, de reírme también a carcajadas (con otro acento, ¿por qué no?) y de volver dentro de unos años con la mochila llena de nuevas experiencias para compartirlas con todos ellos porque la vida, es como te la tomes, y no hay que dejarla pasar sino comérsela a bocados aun sin saber muy bien a qué sabrá...”.

 

 

 

Por todo eso, y por muchas cosas más, tendré un lazo irrompible con vosotros para siempre. Gracias por vuestra amistad sin reservas que ha sido, y será, lo mejor de esta aventura.  

 

 

6 comentarios

CoronaHeroes

Para ser un héroe hoy no hace falta tener capa, ni pegarse con los malos, ni esquivar golpes o balas. Esta, es la historia de los héroes cotidianos, una historia sobre historias que se asoman, cada día a la ventana.

Dan las 20.00h, la hora de los aplausos, pero también la hora de las historias anónimas que salen a la ventana, cada día, a las 20.00h.

 

Hoy he visto en la ventana del quinto de un edificio cercano a un señor de azul, tiene cara de llamarse Alfonso. Lleva pantalón azul, jersey azul y camisa de cuadros rosas. Le falta energía, claro, es lunes. Alfonso, definitivamente, es de color azul marino. Trabaja como administrativo, en una empresa de construcción, tiene miedo de perder su trabajo con la crisis. No es que le guste su trabajo, que no le gusta nada, pero él se conforma. Y así pasa los días de su vida azul marino, esperando sin esperar. Y yo le voy quitando pedacitos de su intimidad con mi imaginación. Alfonso no está casado, tiene 38 años y vive sólo. Tuvo una novia muchos años a la que conoció en la universidad, pero le dejó porque él no tenía expectativas en la vida. Ella no le dijo esto claro, le dijo, como nos han dicho a todos, que necesitaba tomarse un tiempo, o que no era por él, o que necesitaba encontrarse a sí misma, algo así le dijo y ya han pasado cuatro años.  Alfonso pasa estos días de su vida azul marino en casa, sale una vez a la semana para hacer la compra. Se ha hecho unas mascarillas siguiendo las instrucciones de uno de esos vídeos virales que le mandó su madre, que es viuda y tiene ya 82 años. Alfonso nunca había hablado tanto a su madre pero le preocupa y, ahora, que tiene tiempo, la llama todos los días. Ese día que sale para hacer la compra, aprovecha y la hace también para ella. Se la deja en el ascensor con todas las precauciones que es capaz de reunir, pero siempre con una nota que pone "Animo Valiente" y, por eso, Alfonso es un héroe. Aunque no lleve capa.

 

En otra ventana, cercana a la de Alfonso, se asoma una pareja con su hijo de 6 años. Pablo, supongo. Pablo lleva gafas y se le ha caído un diente, me hace gracia. Tiene cara de gamberro. Si algún día tengo un hijo me gustaría que se pareciese a Pablo.

Pablo se ríe con su cara de gamberro mientras aplaude con todas sus fuerzas, sonríe todo el tiempo, tiene toda la vida por delante para tomar sus decisiones, aunque él no lo sabe. Puede ser todo lo que quiera, tal vez por eso sonríe, aunque no lo sepa y llena su casa de gritos, a veces de alegría, y, otras, de desesperación.

Sus padres compaginan el teletrabajo con el telecolegio y las tareas domesticas. Al principio discutían mucho "¡Te toca a tí!" "No, yo puse el desayuno esta mañana y le ayude con el ejercicio de las letras, además ahora tengo una conference!"... Pero ya se van organizando y han aprendido a coordinarse, ya solo discuten una o dos veces al día. Él le lleva una cervecita fría cuando ella tiene un mal día y ella le da un beso de vez en cuando, solo porque si. Cada vez les va costando menos y cada vez disfrutan mas del tiempo juntos porque intentan hacerse la vida mas fácil unos a otros, porque hacen carreras de obstáculos en su salón de 13 metros cuadrados y porque ya les da igual que Pablo manche de nocilla el sofá y, por eso, son héroes cotidianos.

 

Ahí está ese señor que canta a veces desde su ventana y nos alegra la tarde. No sé su nombre, ni quiero  imaginar su historia, me quedo siempre en su voz. Tiene voz de negro, una voz rota, y cada tarde, nos hace sonreír, aunque llevemos ya 28 días sin salir. Yo creo que canta porque le gusta, le tiene que gustar si provoca en mí esta emoción, si no lo sientes no lo puedes transmitir, creo. Teniendo esa voz es normal que se sienta obligado a compartirla, y por eso canta, por generosidad. Tiene voz de héroe.  

 

En la casa de abajo vive una familia grande, con hijos adolescentes, hay una chica de unos 20 años, llega tarde al balcón porque estaba jugando al mus con sus amigos por zoom y se ha liado, como siempre. No la veo ahora pero no es necesario para conocer su historia…Se llamará Ana. Ana es licenciada en derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, quiso estudiar allí oponiéndose a su padre, que estaba empeñado en que estudiase en una universidad privada donde estaría más arropada y tendría muchos más medios y mejores oportunidades. Ana es cabezota, tenía claro dónde quería estudiar y no cedió ante los argumentos de su padre. Seguramente él está orgulloso, aunque no lo diga, aunque se hiciera el enfadado, se le cae la baba con su hija mayor, porque ella, es igual que su padre. No tiene unos ojos bonitos, ni un pelo especialmente brillante, ni una nariz pequeña, ni los dientes alineados, pero es guapa con una belleza que le sale de dentro. Con la belleza del que está seguro y va pisando fuerte, y brilla. Ana termina la carrera en Julio, con buenas notas aunque sabe que podrían ser mejores, es muy extrovertida y no ha podido evitar pasar tiempo en la cafetería dónde jugaba al mus matando las horas muertas del turno de tarde. No sabe que será de su vida, ni si podrá terminar al final este año, pero Ana vive al día, aprovecha cada minuto y sonríe y, con su optimismo, anima a todo el que tiene a su alrededor, y, por eso, Ana es una heroína. 

 

Ya se cierran las ventanas guardando las historias cotidianas, historias anónimas de Coronahéroes, esos héroes sin capa que luchan también cada día cada uno con su propia historia, con la siguiente página en blanco dispuesta para ser escrita y, tal vez, si te veo por la ventana, también para ser contada...¿ y tú? ¿Eres un CoronaHeroe?.

0 comentarios

EL ADIOS DEL EXPATRIADO

La familia adoptiva del emigrante descansa sobre un colador…. La vas construyendo paso a paso, incorporando nuevos miembros con la máxima energía e ilusión y, cuando menos te lo esperas, se te cuelan por los agujeros que los conducen a nuevos destinos. Cuando un miembro de tu nueva familia  se marcha, deja un vacío irreparable porque, aunque no vayan a desaparecer de tu vida, si lo hacen, para siempre, de esa nueva realidad que habéis construido juntos.

Amigos que se fueron por el colador: Seti, Bea, Jorge, Ana, Agata, Dani, Belén, Antonio, Maria Luisa, Jaime, Miguelon, Maria, Bernardo, Reyes, Marta, Paula, Santi, Lucia, Lois,

Carla, Alvaro, Alejandra, Tato, Carlota, Mario, Leti, Iñigo, Borja, Celia, Beto, Mariana, Amparo, Pilar, Ana, Javier, Maria Luisa, Jaime, Mery, Javi, Meme, Jose Enrique, Meritxell, Bea, Rafa, Manuela, José Manuel, Silvia, Christian, Marta, Botas, Pia, Alfonso...y no son todos los que están.


Mientras preparamos cuerpo y alma para la despedida de seis Expatñoles de pata negra y legado intransferible, parte del epicentro sísmico Chileno, me doy cuenta de que cumplimos ya tres años en Chile. Tres años inmejorables gracias a personas como Bea y Seti, Maria y Miguelón, Maria Luisa y Jaime y muchos otros grandes amigos que nos abrieron las puertas de par en par (literal y figuradamente) y nos acogieron en sus vidas, sin conocernos de nada, como si hubiésemos formado parte de ellas desde siempre. Estos años hemos despedido a más de 54 amigos, unos mas próximos, otros algo menos pero todos con ese ADN común. Da vértigo ¿verdad?...

 

La expatriación es como Gran Hermano…durante tu vida de emigrante las relaciones se magnifican y crecen mucho más deprisa, y haces cosas por personas que apenas conoces que nunca hubieses hecho en tu país, y esque no hay duda de que la experiencia de vivir en el extranjero, te hace mejor persona: 

  •  “qué simpática esta chica que he conocido en el cole, vamos a cenar el viernes con ellos”.
  •  “¿Invitamos a estos chicos que acaban de llegar y no conocen a nadie?”.
  • ¡Bienvenida al grupo de whattsapp donde cualquier pregunta que tengas tendrá respuesta, por rara que sea!. 

La necesidad de tener redes de apoyo y cubrir ese vacío que antes llenaban tus seres queridos en España, hace que lo des todo por el que está en tu misma situación y, al no tener compromisos adquiridos, tus días tienen un 100% de disponibilidad para dedicarlos a regar a los amigos por eso, las relaciones, crecen considerablemente en tiempo record.

Cuando algún miembro de esa familia adoptiva, cierra el paréntesis y se va con rumbo a otro destino, deja un vacío irreparable porque, aunque no vayan a desaparecer de tu vida, si lo hacen, para siempre, de esa nueva realidad que habéis construido juntos.

 

La expatriación te permite conocer personas increíbles, personas muy especiales que han dejado lejos su zona de confort para construir una nueva aventura, personas con las que es un lujo compartir tu vida, aunque sabes que ese periodo tiene fecha de caducidad... por eso, mientras los tienes cerca los exprimes al 100%, porque sabes que cuando termine su periodo de emigrante te dejarán, con lágrimas en los ojos, para crear otro hogar en un nuevo destino. Y sacarás el pañuelo para despedirles mientras se alejan con muchos de tus mejores recuerdos.

Sin embargo, pese al goteo incesante de abandonos, pese a que con cada despedida se va un trocito de tu vida Chilena, pese al vacío irreparable que dejan esas personas que te han ayudado a construir tu nueva realidad, en la balanza pesa más la suerte de haberles conocido, los miles de momentos compartidos y el lujo de tenerlos como amigos así que, aunque en algún momento todos partan hacia un nuevo destino, siempre formarán parte de tu ADN con ese código especial que solo entendemos los que lo hemos vivido.


2 comentarios

Coaching Ejecutivo, realidad o ficcion

Trabajar con personas es una gran responsabilidad, especialmente cuando te entregan su confianza. hay que ser muy consciente de ello para no llevarlas a un lugar equivocado...Estas son mis conclusiones sobre el coaching tras un proceso agridulce en el que aprendí que las herramientas, son herramientas y que, lo importante, es cómo y quién las utiliza.

Llevaba muchos años siendo una coach asilvestrada, sin saber lo que era el coaching. Mi oficina fue bautizada por mis compañeros como el “BROLsultorio” porque cada día pasaban por allí desde gerentes que no entendían por qué el índice de rotación en su equipo iba "in crescendo" hasta hijos de compañeros que no sabían qué querían estudiar y yo, simplemente, les ayudaba a "limpiar sus gafas".

 

Cuando llegué a Chile y me contaron que había aterrizado en el epicentro y cuna del coaching decidí certificarme y poner cara y ojos a esa disciplina que llevaba dentro de mi de forma natural.

 

Estas son mis conclusiones tras un proceso agridulce en el que aprendí que las herramientas, son herramientas, y que lo importante es cómo y quién las utiliza: 

 

  • HERRAMIENTAS: El coaching es una excelente “herramienta” … pero lo importante es cómo y quién la utiliza. Es una pena que caiga en malas manos en muchas ocasiones.  Elige bien tu coach en función de lo que necesites, no es lo mismo un proceso de coaching personal que un coaching ejecutivo. 
  • RESPUESTAS: El coaching no es mentoría, no es psicología, ni es consultoría. El coaching te ayuda a encontrar tus propias respuestas, no te las da empaquetadas. 
  • EXPERIENCIA PROFESIONAL: Es necesario tener experiencia y conocer el mundo de los negocios para poder ser coach ejecutivo. Saber leer entre líneas, entender el entorno profesional de tu coachee, por qué actúa como actúa y necesita lo que necesita, poder entender qué gafas lleva puestas y cómo le hacen interpretar la realidad para ayudarle a encontrar encontrar sus respuestas ampliando su visión y aportando valor en el proceso. 
  • EMPATÍA: Las habilidades se desarrollan, sin duda, pero la base del coaching es la empatía y he conocido a pocas personas que sean capaces de entender desde el punto de vista del otro, dejado a un lado sus creencias y formas de entender el mundo, aunque se sepan de memoria los libros de Echeverría..  
  • COMUNICACIÓN "MULTILINGÜE": Es fundamental saber comunicar en “el idioma de tu interlocutor”, y no hablo del inglés o el ruso, no es lo mismo hablar con un extrovertido que con un introvertido, no es lo mismo hablar con un racional que con un sensorial, hay que saber leer las señales y enfocar el proceso de coaching con una linterna con el foco en el otro. 
  • TENSIÓN Y CONTENCIÓN: La empatía es clave, pero no suficiente… el coaching busca contener y tensionar. Sacar al otro de la zona de confort. Y eso se aprende con horas de vuelo. Es la práctica de hacer preguntas poderosas, de identificar etapas de cambio, es ser capaz de ayuda al otro a abrir los ojos y que sea capaz de salir de sus esquemas mentales viendo las cosas desde otros puntos de vista.
  • FORMACIÓN y ESTABILIDAD: Los cursillos express y la falta de rigor de ciertas escuelas están dañando la profesión. Para ser coach des necesario, además de un desarrollo constante, un profundo autoconocimiento, vocación de servicio, madurez y estabilidad emocional y no todo el mundo está capacitado para poder serlo. 
  • RESPONSABILIDAD: Trabajar con personas es una gran responsabilidad, especialmente cuando te entregan su confianza, hay que ser muy consciente de cómo acompañar cada proceso para no llevarlas a un lugar equivocado... 
1 comentarios

Gastro recomendaciones

camareros por metro cuadrado, salsas a granel, cantidades estratosféricas, propinas... Tras tres años comiéndome chile ahí va un pequeño resumen de las diferencias gastroculturales que mas me han llamado la atención y mis gastro recomendaciones "ñam".


1. El menú

España:

Raciones "justitas" (salvo excepciones claro). Me encanta pedir un par de entrantes con su cervecita, el plato principal e incluso postre y copa, por supuesto, para una sobremesa eterna.

Lo habitual es tomar vino o cerveza con la comida y, si cometes el error de pedir una coca cola o peor...¡agua! tus acompañantes te mirarán como si te hubieses vuelto loco...

Chile:

Raciones pantagruélicas. Sueles encontrar en la carta entrantes y platos de fondo (el plato principal), siempre los ofrecen acompañados de "agregados" que suelen ser arroz, ensalada o patatas, y no precisamente en raciones anecdóticas por lo que pedir un entrante es casi una aventura.

Los platos "a lo pobre" multiplican su pantagruelez por 5. 

Normalmente se toma jugo o limonada con el almuerzo (en Chile se llama comida a la cena).

2. Los camareros

España:

Escasea la especie. Da gracias si encuentras dos o tres por restaurante. Ser camarero Español es un deporte de riesgo, normalmente desbordados y corriendo de un lado a otro. El estrés  forma parte de la profesión y casi siempre van acompañados por la tradicional gota de sudor (se podría pensar incluso que es parte del uniforme).

Chile:

Un camarero por cm cuadrado, sin embargo puedes tener a cinco a tu alrededor sin hacer nada y que no se acerque ninguno si les llamas porque cuentan con un superpoder, pueden mirar a través de ti como si fueras transparente...

Tómatelo con calma, en Chile el tiempo es relativo y la frase ultrautilizada de "al tiro" no se debe traducir literalmente, salvo que la pistola esté encasquillada... el estrés no está en el diccionario Chileno.


Leer más 1 comentarios

ATERRIZAR EN BUENAS MANOS

La familia juega un papel fundamental a la hora de adaptarse a un país e incide directamente en el éxito o fracaso del proceso de movilidad internacional. Acertar con la zona donde vivir, los colegios y conocer las costumbres del país es fundamental: pregunta, investiga, lee, ve ese capítulo de españoles por el mundo. Toda información es poca, nunca se tienen suficientes amigos y aunque el proyecto profesional es importante, la satisfacción personal y familiar, ¡es básica!. Os dejo esta entrevista con propietarias de las mejores manos que conozco a la hora de facilitar el aterrizaje.

Itziar Ramos, Laura Muñoz y Belén Arricivita, el alma (y cuerpo) de IB Homes.

Los inicios son complicados… todo es nuevo y diferente, te sientes perdida, sin rutina propia, desorientada, y un poco sola, pero también libre y con ganas de descubrir todo lo que te ofrece tu nuevo destino.

 

Cuando llegamos a Chile tuvimos un aterrizaje forzoso; nuestra casa era digna de mismísimo Conde Drácula, no teníamos colegio y estábamos fuera de plazo para las temidas postulaciones, no conocíamos las zonas y, en definitiva, nos equivocamos en casi todo. Al año cambiamos de casa, de colegio y de vida. Itziar, Belén y Laura nos ayudaron a "reaterrizar" ahora si, en buenas manos. 

Trío de ases.

Leer más 14 comentarios

SoyPromociona

Nada más conocer Promociona quise formar parte de su propósito, por eso, no paré hasta que convencí a sus "alma mater", Maria Elena Sanz y Yolanda Pizarro, de que me entrevistasen, porque soy una convencida de que la suerte es de los que se lanzan a por ella. Promociona no es solo un diplomado brillante … es networking de talentos en clave de género, es abrir los ojos al mundo y querer ser parte de su transformación pero, sobre todo, es una experiencia única forjada a través de las historias de muchas personas excepcionales que hoy, son mi referente... este post, es para ellas.

II Generación Promociona Chile

Me apasiona la comunicación desde la perspectiva de las personas, soy una contadora de historias.  Por eso, en el momento en que escuché presentarse a cada una de mis compañeras el primer día de clase, sentí la fuerza de las historias que llenaban el aula y, por eso, me propuse conocer mejor a las increíbles personas que había tras cada historia porque, cada una de ellas, me completaría un poco más. Y así ha sido. 

 

Mujeres que han llegado a posiciones de “management” en industrias diversas; como Fiona, Danica, Laura, Paulina, Milka, Constanza o Claudia que son yacimientos de oro en el duro sector minero, trabajando 24*7, volando a la faena los lunes a horas imposibles y ganándose su reputación en un sector donde, hasta hace poco, la mujer no tenía cabida. O Sophie, Gladys y Diana que, con su energía, potencian sin duda los kilovatios del sector eléctrico en el que gestionan sus equipos. 

 

Karina, Florencia o Valentina que han impulsado emprendimientos con la fuerza de la honestidad, la inteligencia y el propósito de trabajar con sentido social haciendo de este mundo, un lugar mejor y más diverso.

 

Francisca, Claudia, Milly, Mabel, Andrea, Devora, Cristina, Paola, Carla, Rachel, Camila, Marisol o Alejandra… mujeres que se desarrollan profesionalmente en una sociedad en la que aún, la corresponsabilidad, es sólo una palabra, y compaginan cada día la coordinación del hogar o la familia con su intensa labor en sectores de alto rendimiento como el retail, los servicios, la consultoría o la abogacía. Carlota, Claudia y Carola que se mueven en el complejo, político y exigente mundo académico o Carolina y Mariela que enfrentan además, los desafíos adicionales de ocupar posiciones de responsabilidad en un sector como el de las AFP con la transformación que viene.

 

Mujeres de primer nivel, que han superado las barreras de una sociedad aún poco comprometida en materia de equidad de género, a las que aún llaman “mijita”, les piden que sirvan el café antes de sentarse en un Directorio o a las que siguen preguntando "¿Y... dónde trabaja tu marido?”. 

Liderazgo adaptativo con Juan Carlos Eichholz, Paula Figari, Carola Doval, Teresa Belkova y mi coach, Alexandra Montenegro.

Son las propias empresas, o en ocasiones personas algo insistentes como yo, las que proponen para cursar el programa a esas profesionales con potencial para ocupar las posiciones de liderazgo en sus organizaciones y, una vez que superan el proceso de selección, tienen la suerte de vivir esta experiencia transformadora de 6 meses de duración y una vida de propósito, networking e ideales compartidos. 

Llegamos al programa con el peso de la responsabilidad de tener que responder:

 

- A la apuesta por el impulso del talento femenino a posiciones de primera línea de nuestras organizaciones.

 

- Al respaldo de instituciones como el Ministerio de Economía, el BID, la CPC o +mujeres con la espalda de la UAI e ICARE.

 

- Al propósito de ser agentes de cambio y referentes para impulsar una sociedad en que más mujeres tengan mayores y mejores oportunidades.

 

LLegamos con la incertidumbre de un propósito desdibujado que compartir con 34 extrañas de historias anónimas. Y, poco a poco, todas esas historias individuales de éxito y superación fueron sumándose, generando durante este brillante, y complejo, programa de Liderazgo Transformacional dirigido por Juan Carlos Eichholz, un único sistema de alto rendimiento listo para despegar. 

Generaciones I y II. Work in progress

Cada una llegó al programa con un objetivo; a veces personal, otras organizacional y, en algunos casos, social o global. Hemos generado redes con mucho potencial… en nuestra mano está reforzarlas para generar algo que sea más grande que nosotras mismas.  

 

Me gustaría contar todas sus historias pero, sobre todo, me encantaría que, a partir de este momento, construyamos juntos una historia común que inspire a muchos a unirse a nuestro propósito, rompiendo barreras y tejiendo ese relato que pueda cambiar el mundo para que sea ese lugar donde no hagan falta programas como este porque, TODOS seremos promociona. Y tú, ¿te sumas a nuestro reto?.

 

#SoyPromociona 

https://www.promocionachile.cl/

http://www.proyectopromociona.com/

 

 


0 comentarios

COMPROMISO, DESARROLLO Y TALENTO EN ENADE CHILE

Para una Española que llegó hace tres años a Chile como analfabeta de la realidad local lo cierto es que fue un lujo formar parte de un eventazo como enade en el que pude empaparme de un profundo análisis sobre la situación actual de mi país adoptivo, así como sobre los principales retos y desafíos para el desarrollo integral de Chile desde diferentes perspectivas y puntos de vista.

 

Cuando me llegó la invitación para asistir a ENADE no me imaginaba la dimensión y potencial de este evento con foco en el desarrollo nacional y participación de Ministros, el Presidente, Sebastián Piñera, y muchos profesionales de primer nivel.

 

Así que, como me considero una afortunada por la invitación de Icare y Promociona, me siento en la obligación de compartir alguno de los momentos más inspiradores con vosotros tras estas tres sesiones, 11 ponencias, 6 horas, 9 mesas de trabajo e incontables propuestas que tuvieron lugar bajo el marco del espíritu de colaboración y suma de talentos que fue el hilo conductor de ENADE 2018:

 

- LA SENDA DEL CRECIMIENTO:

Brillante la capacidad de comunicar de Felipe Larraín, que compartió datos concretos de crecimiento con espíritu de oportunidades. ¿Lo mejor? En tres tweets.

 

1.  Chile se ha recuperado en 2018 y el crecimiento está siendo liderado por sectores no mineros”.

 

2. Chile es el país de la región con mayor proyección de crecimiento e inversión extranjera para este año. “En 2018 se fortalece la creación de empleo privado y la inflación se mantiene baja y estable”.

 

3.    Excelente mención a una escena de Gladiator: “Chile 2030, una nación desarrollada: “consigámoslo juntos” If we work together , if we stay together we will survive” . 

-          ÉLITE:

Roberto Méndez nos hizo reflexionar sobre el freno que ponen al desarrollo los grandes conflictos (Grupos marginados, Conflicto con el pueblo mapuche, Inmigración, Corrupción, Equidad de genero...) generando impacto en el auditorio con esta afirmación:

 

Necesitamos un cambio social: La clase trabajadora ha perdido la fe en la #globalización. Son ellos los que han apoyado a Trump, Lepen, Bolsonaro... Porque la amenaza no es de izquierdas o derechas...la amenaza es la "Elite". 

 -          ÉTICA Y MAGNANIMIDAD:

Carolina del Oro puso el foco en la magnanimidad, en el propósito y en la importancia de la claridad en un mundo digital inundado de información irrelevante, en el que nuestra originalidad, y lo que aporta a la sociedad, marca la diferencia:

 

“Enlacemos los talentos personales con las necesidades del mundo. Las organizaciones deben ser capaces de impulsar los talentos de cada miembro del equipo”

 - MERITOCRACIA:

Por deformación profesional me encantó el tema de Sergio Urzúa, quien destacó que la meritocracia es clave para el desarrollo y, sin duda, es una asignatura pendiente.

 

Aún tenemos una brecha del 33% de diferencia salarial por género, los pitutos siguen marcando las carreras profesionales, la discriminación social es una realidad diaria y jugamos en una cancha no pareja.

 

Muy en línea con su reciente artículo en el mercurio: http://www.elmercurio.com/blogs/2018/10/28/64393/La-cultura-en-el-presupuesto.aspx … 

 

- MUJER Y TALENTO:

Mi preferida, sin duda, la ponencia de Deborah Lovich, mi nueva IDOLA, me encantó su enfoque, su visión, su contenido y su continente, os dejo un artículo suyo que resume el contenido de su ponencia sobre talento, diversidad, transformación y automatización aunque me temo que leerla, no es lo mismo que verla en acción: http://fortune.com/2016/05/11/work-life-balance-women/

COLABORACIÓN Y CAPITAL HUMANO:

Claudio Muñoz presentó al Presidente algunas de las propuestas que surgieron de las 9 mesas de trabajo recogidas por BCG, abriendo así la sesión de la tarde bajo el paraguas de la colaboración y el lema “Nadie puede solo…” que inició un inspirado Alfonso Swett con un dato amenazador e ilusionante a partes iguales: “el 65% de los futuros puestos de trabajo aún no existe” y una esperanza: “Qué el próximo cobre de Chile sea su capital humano".    

 

“Necesitamos apoyo y compromiso de todos porque Chile, necesita volver a soñar. La empresa empieza en la venta, pero no termina en la utilidad, sino en la sociedad”    

Algunas conclusiones de la mesa de trabajo de talento y capacidades laborales presentada por Claudio Muñoz.

 

-     DESARROLLO SOSTENIBLE:  El broche de oro lo puso el cierre de Sebastián Piñera lanzando una pregunta: “¿En qué país queremos vivir?”Para él, el desarrollo es mucho más que crecimiento económico, tiene que ver con equidad, sustentabilidad, con colaboración y oportunidades por eso, el Proyecto compromiso país define 16 sectores vulnerables que debemos apoyar para que se suban al tren del desarrollo sostenible: http://compromisopais.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/ 

 

Por supuesto, allí estaba, más que presente, el espíritu Promociona sumando capacidades, persiguiendo sueños y trabajando por un Chile mejor y más diverso con la energía del que se mueve por un propósito como el de ENADE, porque,  sólo con colaboración, diversidad, impulso, talento, ética, meritocracia y compromiso podremos conseguir un desarrollo sostenible y exponencial. 

 

Alumni I y II generación Promociona Chile: Blanca Rodríguez, Priscilla Zamora, Karina Cisterna, Carolina Luck, Myriam Fernández, Andrea Vallarino, Sophie Levaloise, Constanza Campos, Claudia Vivanco, Sara Huerta


0 comentarios

Florencia una historia con alma

Esta es una historia de esfuerzo, de generosidad, de emprendimiento con propósito y de liderazgo colaborativo, pero, sobre todo, es una historia de empatía social. Estuve sentada cara a cara con la coherencia, se llama Florencia y esta, es su historia.

Florencia es Socia y Directora de Balloon Latam Chile, una empresa social con alma propia y espíritu millenial, basada en el emprendimiento, la escucha y el aprendizaje. Una organización llena de ilusiones, con ganas de aportar a mejorar la vida de otros impulsando el desarrollo de las comunidades rurales a través de herramientas de emprendimiento y vinculación y, lo más importante, entendiendo su realidad y poniéndose en sus zapatos.

 

EL ORIGEN 

Flo creció en el campo con sus 4 hermanos, en contacto directo con la tierra. En sus inicios vivía en una realidad homogénea, iba a un colegio privado con pocos alumnos, donde todo era tranquilo. Flo creció destacando en todo lo que hacía en ese entorno familiar que era el colegio. Sus padres, sin embargo, decidieron desafiar ese status quo y, un día, decidieron que sus hijos debían abrir los ojos al mundo y los cambiaron a un colegio. Ese pequeño cambio (al menos para alguien como yo que ha pasado por 5 colegios diferentes) marcó la vida de Florencia. Ya no destacaba como antes, era una más en un entorno con miles de realidades y personas diferentes. Tras superar la sensación de injusticia, rabia y fracaso, abrió los ojos y se dio cuenta de algo que ha guiado su trayectoria:

 

“El talento se multiplica al compartir ideas, experiencias y habilidades con personas distintas a ti, personas con diferentes visiones, procedencias, recursos y sueños”. 

 

LA MADUREZ

 

Florencia siempre tuvo claro que su meta era social, estudió ingeniería comercial y siempre se arriesgó a vivir experiencias nuevas. Le conquistó el espíritu de alejarse de ideas preconcebidas, de ir a sitios muy alejados sin un producto “enlatado” y cocrear en función de las necesidades y los recursos locales impulsando el florecimiento.

 

“Hoy es muy común encontrar una manera de actuar en los voluntariados con enfoque en la tiranía del experto: yo educada y con recursos vengo a decirte a ti lo que necesitas y cómo lo necesitas, especialmente cuando se trabaja con las comunidades rurales".

 

Con esta semilla creciendo en su interior apareció en su camino Seba Salinas, otro idealista millenial que había decidido invertir toda su ilusión, esfuerzo y recursos (dado lo difícil que le resultó al principio conseguir financiación) en construir Balloon Latam a partir de una experiencia transformadora en África.

LA META

Seba había trabajado con artesanas mapuches e identificó que, a pesar de tener productos maravillosos, no sabían cómo diferenciarse ni como venderlos. Entonces escribió sobre la veta social que podría tener el Business Model Canvas y, dos jovenes ingleses lo contactaron tras leer su post para aplicar el modelo en contextos rurales en Kenia. Tras su paso por África tuvo claro que cualquier persona en el mundo pagaría lo que fuera por vivir esa experiencia, y decidió poner en marcha su proyecto en Chile. 

El foco de Balloon, explica Flo, es ocupar los negocios como excusa para generar capital social. El emprendimiento es una excusa para generar vínculos, redes de contacto, escuchar y apoyar a los emprendedores para que descubran sus pasiones:

 

“En la sociedad actual todo se mide bajo un paradigma económico, bajo este paradigma esta gente es pobre pero, para mí, son ricos. Están en contacto con la naturaleza, te miran a los ojos sin nada que esconder y son felices con el proceso, no con el fin”. 

 

Flo se dio cuenta de la importancia de ponerse en su lugar y cambiar de paradigma cuando fue a visitar a una artesana de una zona rural y, ante la calidad de sus productos (con dólares en los ojos) empezó a idear como hacer crecer su negocio. Ya tenía la web para la venta online en mente, el logo, canal de distribución… mientras Flo imaginaba logos y márgenes de venta la artesana afirmó “no necesito más dinero ni quiero vender mucho, lo que me gusta es vender a mis vecinos, eso es lo que me hace feliz”. Nunca se había parado a pensarlo, no tuvo ese privilegio, sin embargo darse cuenta de ello en el proceso le hizo valorarlo mucho más. 

Balloon partió en 2011 como un programa de 5 semanas donde jóvenes de todo el mudo venían a desarrollar proyectos en las comunidades rurales en Chile. Hoy, este fellowship, es uno de los programas de vinculación que desarrolla Balloon; además de ser agentes de cambio, vincula a  universidades (y sus alumnos), empresas (y sus equipos), y al mundo público con el trabajo de campo.

 

Los agentes de cambio, reciben formación sobre herramientas de innovación y  emprendimiento, pero, lo más importante es que se les enseña el espíritu Balloon y la forma de trabajar con las comunidades. Los fellows se vinculan directamente con los emprendedores locales y sus propias realidades, los visitan en sus lugares de trabajo, duermen en sus casas y se sumergen en la cultura de la comunidad y, en línea con lo que Florencia aprendió con su cambio de colegio:

 

“El talento se multiplica al compartir ideas, experiencias y habilidades con personas distintas a ti, personas con diferentes visiones, procedencias, recursos y sueños”. 

 

La historia de Florencia es un ejemplo de cómo un sueño puede hacerse realidad, de que si tienes claro tu propósito y tu meta es más fácil encontrar el camino que te lleve hacia ella y de que, si haces las cosas de una manera diferente, los resultados serán diferentes. Todos podemos trasformar realidades, sólo hay que querer hacerlo. Su historia me inspiró, y por eso, la comparto con vosotros.

 

Si quieres más información de Balloon Latam puedes seguirlos  en RRSS:

 

@balloonlatamwww.balloonlatam.com

 

Si quieres formar parte de sus programas:  

 

-Balloon Internacional

 

-BalloonU 

 

-Balloon+

 

 


2 comentarios

EXPAT PARTNERS

Cuando decidí dejar mi país, mi trabajo y mi vida en España para zambullirme en la aventura de la expatriación sentí que me desdibujaba un poco… Muchas personas deciden aparcar su carrera profesional para poner su talento, su experiencia y su energía en una entidad sin ánimo de lucro, su familia. Este post, es para ellas.

He encuestado a 100 de esas valientes (por eso de facilitar los porcentajes, no fui llamada a la excelencia matemática…), y esto es lo que me han contado:

 

SENSACIONES ENCONTRADAS ANTE UNA DECISIÓN VITAL

 

El 98% de las expatwives, o expat partners, a la hora de tomar la decisión de irnos al extranjero, nos sentimos ilusionadas y expectantes, pero también con miedo ante lo desconocido y tristes por dejar tantas cosas lejos. Personalmente lloré como una magdalena, pero no sabía si era de alegría o de tristeza…tal vez una extraña mezcla bipolar de ambas…

 

Alegría, ilusión, emoción, valentía, orgullo, inquietud, temor, miedo, pena, tristeza…todas se repiten una y otra vez.

 

LOS PRIMEROS MESES. EL NAUFRAGIO  

La hora cero

Los inicios son complicados… todo es nuevo y diferente, te sientes perdida, sin rutina propia, desorientada, y un poco sola, pero también libre y con ganas de descubrir todo lo que te ofrece tu nuevo destino.

 

Sara J. reconoce que no fue fácil "me sentía como un auténtico polizón (...) vivía en los starbucks mandando CVs y llamado a casa por skype... otros "expats", nada más conocerme, me invitaban a sus casas y me ayudaban lo cual me sirvió de ejemplo y ahora soy yo la que acoge al recién llegado". 

 

Ana C. sintió una crisis de identidad. “¿Qué hago yo aquí?” No se sentía productiva, no tenía su círculo: “todo dependía del trabajo de mi marido o de mis hijos” dice.

 

Para Manuela los primeros meses fueron caóticos, no aceptaron a sus hijos en el mismo colegio, tenían horarios diferentes y no tenía nada controlado. 

 

Amaya hasta odiaba un poco a su marido cuando llegaba del trabajo y se deba cuenta de que él se desarrollaba profesionalmente y ella no. No podía revalidar su título ni ejercer una profesión que le encantaba. Y ya han pasado 13 años… por el contrario, Leti se sintió sobrepasada, empezó a trabajar nada mas llegar a Chile, sin tiempo de adaptación, “ni siquiera sabia como llegar a la oficina”.

 

María N. y Sara se sintieron perdidas, María pensaba que “al ser una PAIS de habla hispana sería todo mucho más fácil, pero luego te das cuenta de que, aunque hablemos el mismo idioma, no siempre nos entendemos”, Sara no se acostumbraba a depender absolutamente de su marido "y no te digo ya conducir, tardé un mes en atreverme a coger un coche.."

 

Cristina recuerda una primera etapa caótica entre buscar casa, colegios, supermercados, pelear con la burocracia (RUT, visas, consulados, pasaportes ….) y apuntarse a todos los planes que salían “apetecibles o no tanto” para empezar a conocer gente e ir tejiendo esa “red” de los que son actualmente sus amigos (me encanta estar entre ellos).

 

MAPAS, BRÚJULAS Y ROLES  

Estaciones enfrentadas, 13.000km de distancia, 6 horas de diferencia horaria...Esquiar en Agosto y nadar en Diciembre...

El papel de la expatwife es fundamental en el éxito de la expatriación, crear un hogar en alguna parte, generar un ambiente que motive a la familia en el nuevo entorno, crear lazos hasta conseguir una “familia adoptiva”, apoyar la pareja en su nuevo reto...

 

Como dice Eva tras 22 años fuera de España “Mi papel ha sido el de una PYME: organización, logística, coaching, gestión de equipo…”.

 

Para Malala “hay algo que no cambia, el lugar donde pueden sentirse seguros, y, si tú estás contenta, feliz e ilusionada, ellos también lo estarán porque eres el espejo en que se miran”.

 

Manuela y Estefanía intentan además ser un apoyo para su marido en todo “escucharle y acompañarle en el cambio tan fuerte que representa para él”. Manuela se ríe recordando “Los primeros años él viajaba mucho y en el colegio ¡pensaban que era viuda!”. Pato también se sintió la más pringada de las viudas: "Mi marido desapareció y se dedicó solo a trabajar, fines de semana incluidos, eso sí ... viuda pero sin poder cobrar el jugoso seguro de vida ni poder ligarme a otros…" 

 

Rosa cumple a la perfección con su rol de reguladora emocional y funcional de la vida familiar (también afirmo que el de mejor anfitriona worldwide…). 

 

"Es facilísimo llenar tu vida de cosas súper enriquecedoras, aún sin tener que ir a trabajar por cuenta ajena. Mi trabajo me encantaba, más que ninguno de los que he hecho aquí, pero no daría marcha atrás...poder atender a mis niños lejos de su país y su familia en este momento de sus vidas me reconforta plenamente". Amaya

LO MEJOR   

Hay tanto que te da el vivir fuera…es tanto lo que te hace crecer en todos los sentidos, todas coincidimos en que vivir fuera es aprender, te hace mas fuerte, mas valiente, mas abierta, te ofrece la oportunidad de conocer a gente maravillosa y enfrentarte a lo desconocido… y la respuesta es unánime, y con mayúsculas: El 100% de las encuestadas, si volviesen atrás en el tiempo, volverían a lanzarse a la experiencia de la expatriación.

 

Aprendizaje

Para Estefanía “Es un regalo poder vivir en una cultura tan diferente y tan lejana, el aprendizaje tan enorme que te llevas y, lo que más, la flexibilidad y apertura mental que te aporta”.

 

Cohesión familiar

Cristina se siente orgullosa de sentirse como en casa: “Valoro especialmente la experiencia familiar que ha significado y la oportunidad que supone para nuestros hijos; crecer en un entorno internacional, conocimiento y respeto de otras culturas, facilidad de adaptación etc”

 

A Bea, a Sesé y a Maribel les encanta esa sensación de libertad que da el sentirse perdidas con su marido y sus hijos.

 

Sacar lo mejor de tí

Begoña se siente orgullosa de haber remontado tras unos primeros meses duros, orgullosa de haber conseguido una rutina, de dejar de estar asustada y de hacerse fuerte.

 

Sesé se sintió libre “para ser una nueva yo, alguien con todo lo mejor de mi personalidad y puliendo mis defectos”.

 

Amigos que son familia

Manuela valora “la gente tan magnifica que estoy conociendo, lo que tengo aquí y ser más consciente de lo que he dejado...”

 

Bea C, mi gurú de la expatriación, destaca "conocer a mucha gente nueva súper interesante y diversa, que no hubiera conocido en la zona de confort en la que vivía". 

 

Para Pato "lo mejor de todo es la gente que conoces, de todo tipo, religión y condición, pero de una grandeza humana que te sorprende cada día". 

 

Reinventarse

Dejar mi carrera profesional en España se convirtió en una increíble oportunidad para reinventarme y recuperar el sueño de mi etapa universitaria de trabajar y apoyar a los colectivos más vulnerables” afirma Cristina.

 

Pato, también pudo reinventarse en algo que jamás hubiera imaginado, y que le encanta, una vez que su familia estaba  acoplada. Ana, además de aglutinar a su familia, ha tenido la oportunidad de desarrollarse en un campo nuevo para ella, como Sesé, que para mí es la MADRE universal, que además ha cumplido un pequeño sueño, “¡tener un taller de scrapbooking!”   

 

EL LADO OSCURO   

Abuelo despidiéndose hasta dentro de 6 meses...

Lo más difícil de la expatriación es alejarte de familia y de los amigos, llevamos fatal que no puedan ver crecer a nuestros hijos, perdernos los momentos importantes de nuestros seres queridos o no estar para darles un abrazo en los malos momentos. Verles, con suerte, dos veces al año. Le sigue de cerca la pérdida de identidad profesional

 

 “El principal inconveniente es la distancia tan grande con mi país, que no facilita las visitas de familia y amigos, y el no poder estar su lado en los malos momentos” dice Estefanía

 

Para Begoña ha sido dejar su vida, su trabajo, su zona de confort .... ¡todo! y acostumbrarse a una cultura muy diferente.

 

Bea C tiene la duda constante de si habrá hecho bien dejando su carrera profesional de lado, y siente la necesidad de justificarse, ante si misma y ante otros. Tiene miedo a qué hará el día que regrese ... 

 

 “Dejar el trabajo que tanto me gustaba me costó mucho y me resultaba difícil valorar lo que hacía en esos primeros meses. ¡¡Sinceramente, era una labor con la que no me identificaba, y me aburría una barbaridad!!”. Cristina

SUPERWOMEN

Ser expatwife, a tiempo completo o a media jornada, es una de las profesiones más complejas y generosas que hay, sin embargo, es una profesión poco reconocida teniendo en cuenta que el principal motivo de fracaso de una expatriación no es el ajuste profesional del expatriado, sino la falta de adaptación de su familia.

 

La expatwife es exploradora, chófer, coach, traductora, investigadora de mercados, cocinera, testadora de productos, mediadora, enfermera, influencer y relaciones públicas. Es una gran líder, capaz de renunciar a una parte de si misma por un proyecto común dirigiendo con mano firme su empresa familiar. 

 

Personalmente, y tras un periodo de un año y medio desarrollando el rol de expat wife a tiempo completo me rendí a trabajar por cuenta ajena… porque, como siempre dice mi madre “¡Hija, si es que eres un desastre! se te cae la casa encima.”

 

Admiro profundamente a todas esas MUJERES (y también algún hombre, que merece mención aparte) generosas, inteligentes y valientes que desarrollan esta labor multifuncional y  multidisciplinar. ¡Sois mis ídolas!

 

PD. Este post no puede recoger todos los increíbles testimonios recibidos por esta bloguera suertuda, pero si el sentir general.


11 comentarios

BUSCADORES DE HISTORIAS

Una amiga me dijo hace poco que yo era una buscadora de historias, y tenía razón, por eso, siempre me ha chiflado la selección. Con cada entrevista aprendes cosas nuevas; conoces sectores, empresas, lugares,  experiencias, errores y aciertos, historias vitales y, sobre todo, conoces personas únicas

 

Cuando terminé la carrera de Derecho en 2001 mi padre, que era Director de RRHH, me dijo "haz lo que quieras pero hija, no trabajes en RRHH, que es muy duro y tú muy sensiblona" pero por el azar de los que tenemos una flor en el culo, caí en una consultora de RRHH y descubrí que a mí, lo que me gusta de verdad, es conocer gente.  

 

Prorrateando y a ojímetro a una media de diez entrevistas por semana, 52 semanas al año en 15 años he tenido la suerte de poder conocer ¡unas 7.800 historias de todo tipo! De todas ellas quiero compartir con vosotros algunas de mis anécdotas preferidas, seguidas de alguna recomendación fruto de la experiencia: 

 

·       ¡Manos arriba!: Recuerdo a un ingeniero que entrevisté para un puesto comercial... cuando le fui a dar la mano me dijo “quita quita, que la tengo toa sudá... 

 

La decisión de una entrevista la tomas en los diez primeros segundos… no hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión, así que es básico sonreir, mirar a los ojos, ser natural y dar un buen apretón de manos. Ni muy fuerte (no al apretón Terminator) ni muy suave (no a la mano como un pez muerto).

Debe ser firme, corto (no soy tu novia, no me des la mano como si estuviéramos en el cine) y seguro.  

  • “Pero sigo siendo el reeeey”: de mi etapa en selección de perfiles informáticos llega... el rey del switch, un administrador de sistemas que se autodenominaba así en su CV y, por si no te quedaba claro, añadía su foto en un trono con corona y cetro incluidas...también en esta línea me llegó el CV de Paolo, recepcionista para la oficina de Bilbao, cuyo CV constaba de una foto con pose seductora y torso desnudo casi a tamaño natural... Gracias, Paolo.

 

El CV es tu carta de presentación profesional, debe llamar la atención de una persona que recibe unos 200 por día. En una página, limpio, ordenado, que el entrevistador se pueda hacer una idea en un primer vistazo. Destaca lo que te interese potenciar en función de a dónde lo envías, hazte una foto que transmita una imagen profesional y con fondo blanco...no vas a una fiesta de disfraces ni a ligar a Pacha. 

  • Mi novia, Vanessa: Otro CV para el recuerdo fue el de un chico recién licenciado cuyos hobbies llenaban media página: "…me encanta pasear, coleccionar peces de colores, leer un buen libro, las películas de terror, (...) pero lo que más me gusta de todo esto es hacerlo en compañía de mi novia; Vanessa”.

  

Si, está muy bien poner tus aficiones, dicen mucho de alguien y pueden marcar un valor diferencial, pero piensa qué pueden aportar a una organización y cómo ponerlas en valor en la entrevista. Por ej. "Juego al baloncesto, esto me ha permitido conocer la importancia de trabajar en equipo, ser constante, esforzarme y darlo todo por los compañeros y pienso que debe tener valor para una organización como la suya".

 

·       “Como la Meg Ryan”: Mi preferido de todos, el terremoto de Badajoz, un chaval recién licenciado humilde, listo como el hambre y genuino que venía con un traje de su padre que le quedaba gigante y quien a la pregunta si pudieras cambiar algún aspecto tuyo, ¿Qué cambiarías? Contestó “pues mire usted, la verdad es q no cambiaría nada, y no porque no tenga defectos, que los tengo, y muchos, si quiere a continuación se los enumero, sino porque creo que debe pasar como con esas mujeres que son bellísimas, comoooo, ¡cómo la Meg Ryan!, que a lo mejor tenía una nariz grande y se la cambió por una perfecta...pero el conjunto ya no era lo mismo. Seguro que con la personalidad pasa algo parecido…(huelga decir que le contraté ipso facto y, efectivamente, era un fuera de serie).

 

Cada uno de nosotros tiene algo que le hace único. Pocas veces nos paramos a mirarnos desde fuera…el autoconocimiento es la base del desarrollo de cualquier habilidad, conócete a ti mismo y busca tu seña de identidad, aquello que te hace diferente a los demás, y ¡ponlo en valor!.

  • El secreto de su éxito: un abogado me comentó que tenía mucho éxito en todo aquello que emprendía, cuando le pedí un ejemplo me dijo muy seguro "por ejemplo, por ejemplooo…¡con las mujeres!". Este mismo chico me contó que conocía a varias abogadas del despacho... cuando pregunté a las “damnificadas” me dijeron que si le fichaba se verían obligadas a huir de la firma...

 

Una buena entrevista debe ser distendida y un candidato que sonríe siempre te gusta más que un candidato con cara de puerro…como dice Emilio Duró “a nadie le gusta trabajar con un cenizo” pero cuidado con pasarse, el entrevistador no es tu amigo... y no estás de copas. Si das referencias cuida que sean de personas que vayan a hablar bien de ti y ¡no huyan despavoridas al oír tu nombre!

 

Gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestras historias, experiencias, objetivos e ilusiones. Con muchos de vosotros he tenido la suerte de poder compartir algo más que una entrevista y ser compañeros de trabajo o, incluso, amigos. Con otros sigo en contacto a través de LinkedIn y me asomo a vuestras historias en la distancia. Espero poder seguir conociendo miles de historias, y quedarme con un trocito de cada una porque, cada una de ellas, me completa un poco más. 


4 comentarios

HEAD HUNTERS

Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener...

¿Qué hace un head hunter? Los head hunters desarrollamos procesos de búsqueda directa. Las empresas acuden a nosotros para cubrir sus necesidades de talento más complejas o estratégicas, aquellas que una búsqueda convencional no puede cubrir. No publicamos anuncios, somos detectives, investigamos el mercado, levantamos las estructuras de las empresas de la competencia de nuestros clientes y atraemos a las personas idóneas para cada posición en función de las circunstancias. Cada caso es único, cada cliente es diferente, y cada perfil requiere una estrategia distinta. Sólo hay una cosa en común… una serie de habilidades que nuestros clientes SIEMPRE nos piden, unas competencias que todo profesional en posiciones ejecutivas debe tener.

 

 

Proactividad, comunicación empática, liderazgo y gestión de equipos, visión estratégica y orientación al cambio son las competencias fundamentales para desarrollar con éxito una función ejecutiva

1.    PROACTIVIDAD

 

La proactividad es la capacidad para hacer que las cosas sucedan. Las personas proactivas se conocen a sí mismas y toman sus propias decisiones analizando y sopesando las posibles consecuencias, con responshabilidad (habilidad para elegir una respuesta). Toman las riendas de su vida, y de sus decisiones.

 

Son personas que no centran sus energías en aquellas situaciones sobre las que no pueden influir como un taco, el tiempo, o la comida con su suegra el domingo (círculo de preocupación) sino en aquellas sobre las que sí pueden hacer algo, expandiendo entonces su circulo de influencia progresivamente.

 

 

Utilizan un lenguaje proactivo, por lo que nunca les oíras decir: “Aquí las cosas siempre se han hecho así” o “No podemos hacer nada”, “No he llegado a tiempo porque mis compañeros son muy lentos”, la responsabilidad de sus acciones y decisiones nunca está en agentes externos. 

Leer más 0 comentarios

EL RETORNO

Hay un momento mágico en la vida de todo expatriado… ese momento del año en el que coges un avión con destino a tu país. Ese momento en el que se hace mas fuerte que nunca el cordón umbilical del emigrante… 13.000 km, 12 horas de vuelo, 6 horas de diferencia horaria, otro hemisferio, estaciones enfrentadas, eses y zetas, raíces frente a adopción, nuevos amigos frente a amigos de siempre.

Maletas, nervios, emoción por ver quién estará esperándote al otro lado de la puerta de “Salidas” del aeropuerto (siempre lloro, aunque no haya nadie, …). La máxima ansiedad mientras esperas las maletas… con ganas de empujar la cinta transportadora para que salgan antes. El expatñol vive con máxima emoción el salir del avión y oler España, que sí, huele diferente. Mirar el cielo, las casas, las carreteras, tomarte la primera caña en una barra de bar, con su tapa. Los mil reencuentros… 

 

Al llegar siempre te entra la hiperactividad, no existe el jet lag porque quieres ver a todos, y hacerlo todo, lo antes posible… ir a tomar el aperitivo, pisar la playa, sentarte en el sofá de casa de tus padres, abrazar a tus hermanos y amigos, a todos, al mismo tiempo,  tomarte una copa, ir a cenar tus sitios favoritos ... ¡que son tres semanas y en seguida se acaban!

 

Y te invade de nuevo, como cada año, la sensación de tener que aprovechar al máximo cada segundo con las personas que quieres, y que siguen con sus vidas y sus rutinas (y no se dan cuenta de que, para ti, cada segundo con ellos es oro) antes de que se termine y vuelvas a tu nuevo hogar con tu nueva familia adoptiva, que también es maravillosa. 

2 comentarios

Otro idioma...en el mismo idioma

Cuando te zambulles en un país como Chile es inevitable caer en la tentación de pensar que hablas el mismo idioma y que los códigos, las formas de entender las cosas y el lenguaje son igual que los tuyos. ¡Nada más lejos de la realidad!. Hablas el mismo idioma si, pero en otro idioma...

Tras dos años en Chile, cuando tu hija una mañana te pregunta "mamá, ¿me veo bonita?" mientras su hermano te habla de su profesora "la miss Cata" y acaba las frases con bueno o con ya, está claro... te has Chilenizado...

 

Cuando llegué a Chile todo nos sonaba a Checoslovaco... ibamos al super como Paco Martinez Soria y en las reuniones del colegio no entendía nada ("disculpe, ¿que es un polerón? ¿y una cotona?") así que me dí cuenta de que debía hacer un curso de Chileno acelerado...

 

DICCIONARIO CHILENO-ESPAÑOL 

 Por un lado están las expresiones, que suenan a chino para un recién llegado y que forman parte del lenguaje cotidiano: ir de carrete (ir de fiesta), pololear (salir con alguien), andar pato (estar sin dinero), al tiro (en seguida), andar achacao (estar angustiado), etc etc, o muchas de las palabras y sus significados:  

CONFUSIONES VARIAS

 

Todavía recuerdo la cara de un profesor cuando le dije que su clase me había parecido "muy chula" , así, sin pestañear...

 
Recuerdo también mi estupor cuando una compañera, tras un comentario mío, dijo en voz muy alta y con una sonrisa de oreja

a oreja "¡Que seca eres!"...  

Me he tenido que poner un post it en el ordenador para que,  cada vez que llamen por teléfono, recuerde que no debo decir:

"¿te cojo en buen momento?" provocando las carcajadas de todo el equipo...

 

No es aquí, sino acá, el supermercado es otro planeta con sus paltas (aguacate), frutillas (fresa), duraznos (melocotón) ,filete (solomillo), chancho (cerdo)... para pagar hay que pedir la boleta y weon es una palabra que se puede usar 23 veces en la misma frase con 23 significados distintos... las frases acaban en poh, en vez de si se dice ya, y en lugar de "vale" utilizan "bueno". 

 

MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS

 

Por otro lado hay algo que va mucho más allá de las palabras, y que no se arregla con un traductor "Chileno-Español". Si ya nos cuesta entre dos amigas de toda la vida interpretar el clásico "no es por tí..., es por mí" cuando te deja tu pololo (novio), o a dos compañeros de trabajo (pega) valorar de la misma forma los resultados de la empresa: "sólo hemos crecido un 2%, nos vamos a pique", del que lo ve todo negro, frente al "¡hemos crecido un 2%, que notición, y en plena crisis!", del que lo ve todo color de rosa, ¿cómo vamos a entendernos dos personas que no compartimos raíces, historia, tipo de educación, entorno, cultura o gastronomía?.

 

Cualquier persona, en cualquier parte, tiene su propia, única, personal e intransferible forma de interpretar la realidad.

 

Nos condicionan nuestras experiencias, la historia de nuestro país ¡y de nuestra ciudad!, el colegio al que fuimos, nuestros amigos, familia, el lugar/lugares donde vivimos... todo nuestro bagaje va forjando nuestra forma de entender e interpretar la realidad. Ponerte en los zapatos made in Chile es muy diferente a llevar los fabricados en España. Si viniendo de fuera quieres bucear y vivir el país, y lo que es más difícil, sentirte parte y ser aceptado, tendrás que usar “SUS zapatos” y no los tuyos y entender desde su punto de vista, dejando a un lado ideas preconcebidas, juicios y valoraciones.

 

 

Es un problema habitual cuando alguien llega de fuera como miembro o responsable de un equipo local intentar hacer las cosas a “SU manera” como las hacía en “SU país” o en “SU antigua empresa” sin intentar entender por qué las cosas funcionan como funcionan, sin empaparse de las diferencias culturales y de costumbres entre un país y otro e, incluso, sin observar primero las formas de ser (y estar) en el nuevo entorno. 

 

Para el éxito y la sintonía de un equipo es fundamental aprender su lenguaje, sus códigos y tener sed de aprendizaje, capacidad de adaptación a un entorno diferente, y humildad para escuchar y, sobre todo, PREGUNTAR, preguntar mucho, a todas a horas y a todo el mundo, hasta poder primero entender para luego, ser entendido. 

 

Y es que, como decía Larry King: "Nunca aprendí nada mientras estaba hablando".


2 comentarios